Monasterio de las Trinitarias

Monasterio de las Trinitarias

Se le conoce como el “pequeño Escorial de La Mancha” y un simple vistazo a sus muros nos serviría para comprender la razón del apodo. La grandeza del Monasterio de las Trinitarias y los recios sillares de piedra que conforman este edificio rectangular recuerdan al estilo herreriano del monumento madrileño, pero la construcción tiene un carácter propio. Quizás la airosa espadaña, añadida a posteriori, o los bonitos escudos tallados en diferentes puntos de las fachadas sean lo que nos invite a entrar, pero una vez traspasadas las puertas, no tendremos dudas: es un monumento único.

Un coqueto claustro de dos pisos, que se convierten en tres cuando se llega al mirador, da paso a las diferentes dependencias del convento, amplias, sobrias y bien iluminadas. Un espacio pensado, sin duda, para pasar la vida en reflexión. De la iglesia barroca que completa el conjunto, nos llamará la atención su sencillez, solo adornada por unas yeserías. Antes de abandonar el recinto del convento, es obligatorio contemplar la magnífica colección de arte sacro que alberga en su museo. Recorrerlo será como hacer un viaje por la memoria de sus habitantes desde hace más de 300 años. No echar un vistazo a la reproducción de la celda de la madre fundadora sería un pecado.

Contacto

Padre Juan Gil 2 45820 El Toboso
925568226
http://www.eltoboso.es

Más monumentos en El Toboso