{{title}}
{{title}}
{{buttonText}}

Casa-Museo de Dulcinea

El Toboso (Toledo)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En la calle de 'El Quijote', Dulcinea descansa para siempre. En la que fuera la casa de Ana Martínez Zarco, la que dicen que fue la inspiración de Miguel de Cervantes para construir al personaje femenino de la novela, se ha reconstruido un caserón típico de hidalgos manchegos del s. XVI, como aquel en el que el escritor imaginó que vivía la dama. Un zaguán distribuye las distintas estancias que componen una vivienda de la época, como la cocina, la despensa, las alcobas, el patio o el huerto. En este museo, además, se puede ver un palomar, una almazara e, incluso, una prensa de uva. Además de la recreación de las habitaciones, encontraremos una exposición con útiles de la época, como aperos de labranza, utensilios de cocina, baúles y muebles. El edificio ha sido declarado monumento histórico-artístico.

Localización

Calle Don Quijote, 1, 45820 El Toboso, Toledo