Puente de Carlos III

Reinosa (Cantabria)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En tiempos del reinado de Carlos III se levantó este majestuoso puente sobre el Ebro para facilitar  la comunicación entre Castilla y Cantabria. La anchura del puente permitía la cómoda circulación entre los antiguos carruajes, hoy convertidos en modernos coches. Su contrucción fue clave para el desarrollo económico de Reinosa, por su privilegiada situación geográfica, entre Burgos y Santander. Merece la pena recorrerlo pausadamente y disfrutar de la acústica del río. Hoy, la avenida que acoge este puente, fiel a la tradición comercial de la localidad, se constituye como una de las principales vías de establecimientos comerciales reinosanos, las singulares Casonas.

Contacto

Localización

Avda. del Puente de Carlos III, Reinosa