Torre de Pero Niño

San Felices de Buelna (Cantabria)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

De repente, paseando entre los verdes prados de Llano, en San Felices de Buelna, nos topamos de frente con una enorme mole, un cubo de piedra que parece encajar bien con las montañas de alrededor pero no tanto con los coches aparcados delante ni con los modernos y coloridos chalés que lo rodean. Es casi como una enorme estructura de lego montada en mampostería. O como aquel misterioso monolito extraterrestre que se aparecía como un enigma a los cavernícolas de la célebre película 2001: Una odisea del espacio.

Lo cierto es que nuestro cubo, la torre defensiva de Pero Niño, también encierra enseñanzas, aunque en su caso son todas de este mundo. Se levantó en el siglo XIV, posiblemente por Alfonso Niño, hermano de Pero Niño, conde de Buelna, quien le prestó su nombre. Hoy, tras su fachada en tres alturas y sus muros de 90 centímetros se alberga un museo que recrea las gestas caballerescas de su antiguo dueño, Pero Niño, a la vez que nos va acercando la vida y costumbres de la sociedad medieval.

Localización

43.278145, -4.052380