Pimentón con pescado

Pimentón con pescado

El secreto mejor guardado del pimentón con pescado lo aporta un refrán que se asienta en la sabiduría popular. Según el dicho, “Pimentón hervido, pimentón perdido” significa que este producto no debe llegar a ese punto de ebullición para no deshonrar al plato y así poder convertirnos en un verdadero 'Ratatouille'. Después de degustarlo, no debe resultar sencillo describir con palabras el sabor de este sabroso manjar que se prepara de manera tradicional en el municipio almeriense de Abla. Si les preguntáramos por las sensaciones a unos comensales podríamos llegar a la conclusión de que es aromático, ligero y saludable. Ese particular aroma se consigue a partir del "oro rojo" que ha alcanzado gran fama en la serrana localidad. El pescado se fusiona con el pimentón imprimiéndole un aire propio que evoca imágenes pasadas de esfuerzo y humildad. Por otro lado, su carácter ligero nos revela que puede ser acompañado de gachas para saciar completamente nuestro apetito. La tradición impregna al pimentón con pescado que se ha convertido en el alma gastronómica de Abla.