Murcia

Redescubre Lorca

Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1964 y, aunque los terremotos de 2011 causaron importantes daños, ha sabido resurgir de sus cenizas. Aún con algunos edificios inmersos en procesos de rehabilitación, merece la pena visitar una ciudad que tras el desastre ha sabido seguir creciendo. Hemos seleccionado 10 imprescindibles para saborear la esencia lorquina.

Centro de visitantes.

Centro de visitantes 'Lorca, taller del tiempo'

El interior del centro, ubicado en parte en el antiguo Convento de la Merced, está totalmente rehabilitado, de forma que ofrece su servicio a los visitantes con normalidad. Aunque su fachada sigue en obras, es muy recomendable acercarse a conocer su exposición permanente en la que descubrimos la historia de la ciudad y todo lo que podemos vivir y disfrutar en ella.

Fortaleza del Sol.

El Castillo o Fortaleza del Sol

La Fortaleza y el Castillo están concebidos como un parque temático cultural. Se trata del gran emblema lorquino y uno de los edificios que más desperfectos sufrió durante el terremoto. Además de las increíbles vistas de ciudad, lo más destacado del conjunto son las torres Alfonsina y del Espolón, que ya están totalmente restauradas. El conjunto de la Fortaleza funciona con normalidad. 

Casa del Corregidor.

Casa del Corregidor

El edificio alberga actualmente los juzgados de la ciudad y es especialmente importante porque conserva, de la estructura original, una arcada en cuya esquina tiene esculpidas las figuras de los fundadores de Lorca, los troyanos Elio y Croata. El inmueble no sufrió ningún daño durante los temblores por lo que es todo un lujo poder contemplarlo durante un paseo por la Plaza de España.

Palacio de Guevara.

Palacio Guevara

También conocida como Casa de las Columnas, esta casa-palacio del siglo XVII quedó muy afectada por el temblor, tanto el edificio como su interior (muebles, decoración, etc.), sin embargo, se restauró e inauguró de nuevo en el año 2013 y puede visitarse. Aunque falta por reparar el contenido del inmueble, disfrutaremos contemplando su impresionante portada, similar a un gran retablo barroco. 

Museo Paso Azul.

Museos de Bordados de los pasos Blanco y Azul

Una visita imprescindible en Lorca, en ellos conocemos la tradición religiosa de la ciudad a través del patrimonio de sus cofradías y de varios audiovisuales sobre la celebración de la Semana Santa. Aquí podemos ver algunas de las piezas más destacadas del bordado lorquino, la mayoría hechas en seda y oro y algunas incluso declaradas Bien de Interés Cultural. Ambos museos están restaurados.

Porche de San Antonio.

Porche de San Antonio

Además de la fortaleza que rodea al castillo, Lorca también cuenta con una muralla en su caso histórico, que cerraba la vieja ciudad desde tiempos de dominación islámica. En ella destaca especialmente este porche o puerta de acceso. Su buen estado de conservación lo convierte en uno de los mejores ejemplos de arquitectura medieval de toda la Región de Murcia. Ha sido restaurado por completo. 

Pósito de los Panaderos.

Pósito de Panaderos

Este edificio del siglo XV se utilizaba durante la Edad Moderna (que va desde el descubrimiento de América hasta la Revolución Francesa) para el almacenamiento y distribución de cereales. Su fachada se mantuvo intacta tras el temblor por lo que podemos seguir disfrutando de ella en nuestro paseo por el casco histórico. El interior nunca ha estado abierto al público.

Sinagoga de la Fortaleza del Sol.

Sinagoga y Judería

Se trata de uno de los monumentos más destacados de Lorca y no se vio afectado por el temblor de 2011. Se encuentra en el recinto de la Fortaleza del Sol y fue localizado durante las obras de construcción del Parador de Turismo del Castillo. El conjunto consta de un barrio judío de los siglos XIV-XV que incluye una sinagoga, en excepcional estado de conservación, y una docena de viviendas.

Pasarela Manterola.

Pasarela Manterola

Es una de las piezas arquitectónicas más modernas de la ciudad y ha marcado un hito en su paisaje. Esta obra del ingeniero vasco, Javier Manterola, no sufrió daños durante el terremoto por lo que podemos disfrutar de ella en su plenitud, especialmente de noche, cuando está totalmente iluminada. La pasarela une el barrio de San Cristóbal con el núcleo urbano, salvando el río Guadalentín. 

 

Santuario de la Virgen de Huertas.

Santuario de la Virgen de Huertas

Es el edificio que todos tenemos en mente al pensar en el terremoto de Lorca, ya que la caída de su cúpula se vio en directo por televisión. Afortunadamente ya ha sido restaurada y podemos volver a disfrutar de este santuario que acoge a la patrona de la ciudad, Nuestra Señora la Real Virgen de las Huertas. En el interior podemos ver murales como el dogma de la Inmaculada Concepción.

 

Agradecimientos: Turismo de Lorca.