EN RUTA CON RAÚL PÉREZ

"‘La Quinta de San Amaro’, entre viñedos, es pura desconexión"

En Cambados, la capital del albariño, el humorista Raúl Pérez, asomado a la ría de Arousa. Foto: Instagram.
En Cambados, la capital del albariño, el humorista Raúl Pérez, asomado a la ría de Arousa. Foto: Instagram.

Raúl Pérez iba para ingeniero de telecomunicaciones pero el mundo de la comedia lo ganó para sus filas. Desde entonces, este reconocido humorista aún no ha olvidado los bocadillos de sobrasada que se comía en la Politécnica de Madrid. Habitual de Menorca, recomienda el restaurante 'Ses Ferquilles', reconoce que se mueve, sobre todo, en transporte público por la capital y desvela algunos de sus bares favoritos de Malasaña, La Latina y Alcobendas.

A Raúl Pérez no hay famoso que se le resista. Su increíble capacidad de imitación le ha convertido en un rostro y, sobre todo, en una voz, habitual en programas de televisión y radio. Aunque reconoce que ni haciendo de Alberto Chicote le salen grandes platos, en su día a día se defiende en la cocina.

Profesionalmente admite que está en "un momento súper dulce" por varias razones, con la nueva etapa de comedia en #0, la cuarta temporada de Late Motiv, sus colaboraciones en Carrusel Deportivo y el estreno el 2 de noviembre de la obra de teatro Raulidad Virtual, escrita, dirigida e interpretada por él mismo. Minutos antes de la presentación del programa de Movistar+, divertido como acostumbra y mientras bromeaba con sus compañeros, charla con nosotros sobre algunos de sus viajes y restaurantes favoritos.

Sus fans lo reconocen allá donde vaya de vacaciones, ya sea en Altea o en Santiago de Compostela. Fotos: Instagram.
Sus fans lo reconocen allá donde vaya de vacaciones, ya sea en Altea o en Santiago de Compostela. Fotos: Instagram.

¿De pequeño soñabas con ser uno de los reyes de la comedia en España?

Ni de coña me imaginaba llegar donde estoy, sobre todo, porque soy ingeniero de telecomunicaciones. Tuve que pegar un giro de 180 grados, maravilloso, y me lancé al vacío. Ahora estoy feliz porque esta nueva temporada de comedia en #0 es brutal y viene muy reforzada con nuevos personajes. Si nos quitan la comedia de la vida, se acabó la vida. Esa es la clave.

¿Eres más de cocinar en casa o salir a picar fuera?

Soy cocinillas. Me gusta mucho cocinar pero no soy muy buen cocinero, ni cuando imito a Alberto Chicote. Me gusta inventar y mezclar, y últimamente hago comidas más bien sanas, sobre todo, platos para la familia, sencillos. El arroz no me sale mal, pero no es para invitar a nadie a casa a tomar una paella.

Su hija se ha convertido en su fiel compañera de paseos y rutas viajeras. Fotos: Instagram.
Su hija se ha convertido en su fiel compañera de paseos y rutas viajeras. Fotos: Instagram.

¿Cuál es el restaurante o restaurantes que te hacen feliz?

Hace mucho que no salgo de bares ni de restaurantes –hace poco fui padre de una niña–, pero en el centro de Madrid hay muchos lugares chulos. En el barrio de Malasaña, por ejemplo, 'La Bicicleta', perfecto para tomar un café y charlar durante horas con amigos. Puedes picotear y tiene una decoración muy chula.

También me gusta 'Ochenta Grados' (Manuela Malasaña, 10. Tel. 914 45 83 51), por la misma zona. Sirven platos en miniatura, como el salmorejo con helado. En Alcobendas, cerca de los estudios donde grabamos el programa, está 'Silk and Soya' (Av. Olímpica, 9. Tel. 916 62 03 15), donde nos gusta mucho ir a los compañeros. Soy muy amigo de Cipri, el gerente, que nos hace estar como en casa. Tiene buena decoración, varios ambientes y apuesta sobre todo por la comida oriental. Y también recuerdo en Menorca 'Ses Forquilles', porque tiene muchos platos y entrantes para picotear. Comimos genial.

¿Qué plato te hace pecar?

Hace tiempo tuve una fase en la que cualquier tipo de plato que llevara queso era para mí maravilloso, pero ahora mi debilidad es el chocolate, el chocolate negro sobre todo. Me priva, no puedo resistirme y siempre que hay chocolate lo busco en las cartas de los restaurantes. Los postres, en general, son mi perdición y la última vez que pequé fue en un restaurante en Madrid cerca del Rastro, por La Latina, un sitio con mucho encanto que se llama 'Martina Cocina' (Plaza de Cascorro, 11. Tel. 910 83 43 80). La repostería es casera y tomé una tarta de zanahoria impresionante. Sigo acordándome de ella.

No se considera cocinillas aunque lo intenta. Aquí con un cochinillo navideño y tirando cerveza con Iñaki Urrutia. Fotos: Facebook.
No se considera cocinillas aunque lo intenta. Aquí con un cochinillo navideño y tirando cerveza con Iñaki Urrutia. Fotos: Facebook.

¿Tienes alguna parada obligatoria cuando haces rutas con el coche?

La que más hago es la ruta que va de mi casa al trabajo y no es muy recomendable porque siempre está atascada, pero te puedes ir por pueblos del norte de España que son maravillosos. Yo frecuento mucho Menorca y allí hay carreteras súper tranquilas que te llevan de pronto a una cala maravillosa donde puedes estar prácticamente solo. Si pudiera, me perdería en alguna carreterita por allí. Y cuando voy por otros sitios y paro en un área de servicio, no beso el suelo como el Papa. Entro directamente y es verdad que, si voy al baño, me gustan los sitios donde haya papel higiénico. Es una manía (risas).

Además del área de servicio donde se compran los miguelitos de la Roda, que lo diremos todos, en el área 103, de la A2, me llevaron a comer unos bocadillos de estos de chistorra espectaculares, con los que recargas pilas enseguida, pero hay además un poco de todo, buenos desayunos y menús variados. Es la 'Antigua Venta de Almadrones', en Guadalajara, y puedes comprar si quieres algún detalle de la zona. Me impactan mucho los olores al entrar allí y el bocadillo de chistorra o el de chorizo son un básico. Aunque también he de decir que recuerdo el de sobrasada con mahonesa que me tomaba en la cafetería de la facultad (la Politécnica de Madrid), de lo más maravilloso que he comido nunca y no los he vuelto a encontrar en ningún otro sitio.

En Hellín (Albacete), saliendo también de la A3, hay un restaurante que tiene distintos arroces (menú arrocero) y merece la pena hacer un alto en el camino y conocerlo, porque están buenísimos. Se llama restaurante 'Don Manuel' y está de camino a Murcia. El sitio perfecto para hacer un alto y llenar el estómago.

En un 'photocall' haciendo de las suyas. Foto: Instagram.
En un 'photocall' haciendo de las suyas. Foto: Instagram.

¿Qué música te gusta escuchar mientras conduces?

Me gusta conducir pero, sobre todo, para irme de viaje. Si el trabajo me lo permite, en el día a día intento tirar del transporte público porque es mi tiempo para pensar en muchas cosas y evitar atascos. Me gusta viajar en general y sí, cuando lo hago en coche voy escuchando música. Soy muy ecléctico: indie, rock o  música clásica, que me ayuda mucho para concentrarme y escribir. Últimamente pongo mucho a Zahara, Vivaldi y el grupo Morgan.

¿Tienes algún hotelito favorito para escapar del estrés de la ciudad?

Este verano en Menorca ha sido inolvidable y descubrimos el hotel rural 'Sant Joan de Binissaida', donde se comía maravillosamente bien, era muy acogedor y su entorno excepcional entre naturaleza. Es un sitio para volver y no pensar en nada. Tenía hasta huerto propio.

También conocí la 'Quinta de San Amaro' en Galicia, un hotel súper bonito y muy tranquilo, entre viñedos, para desconectar. Tenían todos los platos típicos gallegos, muy ricos, y estaba cerca de la costa. Sus trabajadores son muy amables e hicieron que la estancia allí fuera maravillosa. Lo recomendaría 100 %.

Lugar emblemático

Barrio de La Latina

Plaza de la Cebada, Madrid , Madrid (Madrid)
Hotel

Hotel Quinta de San Amaro

San Amaro, 6 , Meaño (Pontevedra)

Te puede interesar...