El Museo del Prado inaugura nueva exposición: 'Invitadas' (Madrid)

El Prado reivindica a la mujer a través de sus "invitadas"

Cuadro titulado 'La Jaula', de José María López Mezquita.
La exposición será el acontecimiento cultural de este otoño. En la imagen, 'La Jaula', de José María López Mezquita.

En situaciones de extrema tensión, encontrar lugares que nos acogen y reconfortan es un lujo. El Museo del Prado resulta, quizá, el gran refugio de la capital y ha elegido a la mujer como protagonista en su primera exposición tras la nueva normalidad: Invitadas. Fragmentos sobre mujeres, ideologías y artes plásticas en España (1833-1931) va a ser uno de los acontecimientos del otoño. Reivindica el papel de la mujer y su marginación en el arte español en el XIX e inicios del XX. Y eso pese a los movimientos sufragistas que comenzaron a tomar fuerza en aquellos momentos en el mundo desarrollado.

Tras el exitazo de 'Reencuentro' –desde junio, en la galería central del Prado charlan entre sí obras más emblemáticas del Museo– que se ha prolongado hasta el 29 de noviembre, estas Invitadas son una clara muestra de que la mejor pinacoteca de Europa, corazón de Madrid, "tiene la voluntad" de seguir dejando su impronta cultural, "incluso en los momentos de dificultad", subraya el presidente del Patronato del Museo, Javier Solana.

Las mujeres son las protagonistas de la muestra, como en este cuadro Las presidentas, de Eduardo Urquiola y Aguirre.
Las mujeres son las protagonistas de la muestra, como en este cuadro Las presidentas, de Eduardo Urquiola y Aguirre.

Comisariada por Carlos G. Navarro, responsable del área de pintura del XIX, se realiza con 130 fondos propios, salvo algunas excepciones. Está ordenada "a través de episodios significativos de este sistema artístico, genera un conjunto de escenarios para reflexionar desde la colección del propio Museo, y para analizar algunas de las consecuencias más profundas de una mentalidad compartida. En todos estos espacios las mujeres que aparecen son pocas veces protagonistas por voluntad propia y rara vez están en los lugares que desean; solo fueron invitadas incómodas en la escena artística de su tiempo", relatan los responsables del Museo.

Fotógrafo entre Desnudo femenino, de la pintora Aurelia Navarro Moreno (dcha.) y Estudio de niño sonriendo, de María Antonia de Bañuelos (izq.).
Fotógrafo entre Desnudo femenino, de la pintora Aurelia Navarro Moreno (dcha.) y Estudio de niño sonriendo, de María Antonia de Bañuelos (izq.).

"Creo que uno de los mayores atractivos de la exposición radica precisamente ahí, en no haber acudido a la periferia sino al arte oficial de la época. Es posible que alguna de estas obras sorprenda a una sensibilidad contemporánea, pero lo hará no por su excentricidad o malditismo, sino por ser expresión de un tiempo y una sociedad ya periclitados", ha señalado Miguel Falomir, director del Museo Nacional del Prado.

'Desnudo de mujer', de Helena Sorolla García. Detrás, 'Estudio del natural' de Concepción de Figuera Martínez y Güetero.
'Desnudo de mujer', de Helena Sorolla García. Detrás, 'Estudio del natural' de Concepción de Figuera Martínez y Güetero.

A través de obras producidas por mujeres en el XIX, queda manifiestamente palpable "el papel subsidiario que el sistema concedió a las mujeres", reconocen los textos del Prado, elaborados para esta muestra. Las pinturas están ordenadas en ámbitos que analizan las distintas dedicaciones que desempeñaron. Y también enseña el camino, a veces épico, que "algunas mujeres debieron recorrer hasta librarse de las ataduras impuestas a su género".

Detalles de manos de mujeres de la exposición del Museo del Prado.
Detalles de manos de mujeres de la exposición del Museo del Prado.

El Prado, siempre refugio de Madrid

Durante estos meses, desde junio, el objetivo dentro de ese palacio diseñado por Juan Villanueva gracias a Carlos III, ha sido mantener la actividad responsable y segura. De las 2.500 personas que podrían acceder, lo están haciendo alrededor de 1.000, lo que permite también una venta de entradas cercanas al 20 %. "No podemos olvidar que más del 50 % de los ingresos del Museo proceden de la venta de entradas", recuerda el director de comunicación, Carlos Chaguaceda.

Imagen del edificio del Museo del Prado con el cartel de la exposición prevista y anunciada para marzo, justo antes de la pandemia.
La exposición estaba prevista y anunciada para marzo, justo antes de la pandemia.

"No tenemos actividades de grupo por la situación y hemos impuesto las normas para que no haya acumulaciones. Junto a la toma de temperatura, los geles en las salas y las mascarillas obligatorias. Además de prolongar Reencuentros, que dura una hora u hora y cuarto. Y en unas dos semanas o poco más en 15 o 20 días, los cuadros de El Greco que están en Illescas: Los vamos a acoger mientras se acometen unas reformas en aquel museo", añade Chagüaceda.

Fotomontaje de varios productos que se venden en la tienda de la pinacoteca sobre 'Invitadas'.
Fotomontaje de varios productos que se venden en la tienda de la pinacoteca sobre 'Invitadas'.