Rusia en Madrid: lugares donde conocer la cultura rusa en la capital

Madrid, la 'pequeña' Moscú

La Parroquia de Santa María Magdalena, el rincón ruso en Hortaleza. Foto: Catedral Ortodoxa Rusa en Madrid.
La Parroquia de Santa María Magdalena, el rincón ruso en Hortaleza. Foto: Catedral Ortodoxa Rusa en Madrid.

En Madrid es notable el interés por la cultura eslava en general y la rusa en particular. La comunidad rusófila de la capital disfruta de centros donde estudiar el idioma, restaurantes donde probar su gastronomía o salas donde apreciar su arte. La gran nevada que ha traído la borrasca Filomena ha hecho que la ciudad se hermane un poco más si cabe, con la capital rusa.

Hace unos meses, el alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida se reunió con el embajador de Rusia en España para plantearle algunos posibles emplazamientos de la capital para acoger el famoso Hermitage de San Petersburgo. De este modo, Madrid se sumaría a Amsterdam y Venecia como sede internacional del museo. Por ahora es un proyecto encima de la mesa,  pero los madrileños y visitantes pueden tener una buena perspectiva de la cultura, las tradiciones y la idiosincrasia del país transcontinental sin tener que coger el avión. 

# Arquitectura bizantina

Arquitectura bizantina

Las iglesias ortodoxas tienen un estilo claro y reconocible sobre todo, por las cúpulas esféricas y doradas que representan la eternidad y la gloria celestial. En 2013 se inauguró en Madrid la parroquia de Santa María Magdalena (Avenida Gran Vía de Hortaleza, 48), perteneciente a la Iglesia Ortodoxa Rusa. Se trata de un llamativo edificio bizantino con cinco cúpulas doradas, diseñado por el arquitecto moscovita A.R. Vorontsov en colaboración con el español Jesús San Vicente.

A.R. Voronstov fue el arquitecto de la parroquia ortodoxa de Santa María Magdalena. Foto: Facebook Catedral Ortodoxa Rusa de Madrid.
A.R. Voronstov fue el arquitecto de la parroquia ortodoxa de Santa María Magdalena. Foto: Facebook Catedral Ortodoxa Rusa de Madrid.

La casa de todos

En un ala de la parroquia de Santa María Magdalena se encuentra la Casa Rusia, un centro cultural que nació con la intención de fomentar las relaciones culturales entre Rusia y España. Su principal objetivo es la divulgación del idioma ruso (tiene un convenio académico con la Universidad Lomonosov de Moscú, la más prestigiosa de Rusia) con clases para adultos y niños, pero también organiza muchas actividades lúdicas como Aprender a leer en ruso en una tarde, recitales de poesía o el descubrimiento de las tradiciones familiares rusas durante la celebración de las fiestas de invierno.

# Estrechando lazos

Estrechando lazos

El Centro Ruso de Ciencia y Cultura de Madrid (Alcalá, 61) abrió sus puertas en 2011 y, desde entonces, lleva a cabo una importante labor socio-cultural no solo con la comunidad rusa residente en España sino también con los españoles que quieren profundizar en la cultura del país eslavo. Además de organizar cursos en lengua rusa, colaboran con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales en temas como la solidaridad, el deporte o las artes… El espacio cuenta con sala de cine y de conciertos, biblioteca, sala de estudios… por lo que son muchas las actividades que organizan como representaciones teatrales, conciertos o exposiciones. Además, asesoran a aquellos estudiantes españoles que quieren ampliar sus estudios en una universidad rusa.

Matrioskas por doquier en 'Artru'. Foto: 'Artru'.
Matrioskas por doquier en 'Artru'. Foto: 'Artru'.
# Souvenirs made in Rusia

Souvenirs made in Rusia

'Artru' es un e-commerce que ofrece un sinfín de productos de origen ruso. Hay cosmética, libros o infusiones (de brotes de abedul, de raíz de peonía, agripalma, frutas de serial o de ajenjo). También hay menaje de hogar (teteras, ollas de cerámica, tazas…), trajes tradicionales (como las típicas coronas llamadas kokoshnik), las famosas muñecas matrioskas en múltiples opciones (desde personajes políticos hasta las tradicionales), relojes de las firmas Vostok y Polyot, conocidas en todo el mundo por ser capaces de funcionar durante años y años. Además, camisetas con iconografía URSS, manoplas del ejército soviético y, para los nostálgicos, la gorra roja CCCP que Chimo Bayo puso de moda en los 90.

# ¡'Nasdrovia'!

¡'Nasdrovia'!

Puede sonar a topicazo pero siempre se asocia al vodka con el brindis en ruso. Los mixólogos preparan el Ruso blanco, un cóctel clasificado como after-dinner (de sobremesa) que  se prepara a base de vodka, licor de café y nata líquida, aunque esta última puede cambiarse por leche evaporada o condensada. Su origen se debe al barman Gustave Tops, del hotel 'Metropol' (Bruselas) que, a finales de los años 40, se lo preparó al embajador estadounidense en Luxemburgo. Esta bebida no es de tradición rusa, sino que se la denomina así debido a la utilización de vodka como ingrediente principal.

No es difícil encontrar en Madrid un lugar donde probar vodka ruso. Foto: Alejandro Rubio.
No es difícil encontrar en Madrid un lugar donde probar vodka ruso. Foto: Alejandro Rubio.
# Club de lectura

Club de lectura

Cuna Literaria nació en 2017 como una plataforma cultural de acercamiento y promoción de la literatura rusa y la cultura eslava. "La literatura rusa nos ofrece una ventana –o un abismo, para los valientes– a través de la cual podemos encontrarnos con el otro, ese gran desconocido. La comparación es nuestro modo de conocimiento y el intercambio entre culturas es el puente que queremos tejer a través de la literatura", comentan en su web. En sus tertulias #TheRussianClub y #VocesRusas no solo analizan los textos de autores clásicos sino también contemporáneos. Aunque la crisis del covid-19 ha paralizado temporalmente su agenda presencial, en Instagram siguen siendo muy activos.  

Cuna Literaria, acercando las letras rusas a la capital española. Foto: Facebook 'Cuna Literaria'.
Cuna Literaria, acercando las letras rusas a la capital española. Foto: Facebook 'Cuna Literaria'.

Canapés rusos

Los blinis son uno de los platos típicos de la gastronomía rusa. En 'Biriukov Bistró' (Paseo Tierra de Melide, 38), el restaurante que el exjugador de baloncesto Chechu Biriukov tiene en Las Tablas, se preparan con caviar y eneldo, aunque también se pueden hacer de carne, salmón ahumado o incluso dulces. Por supuesto, no dejen de probar otro de los platos estrella de la casa, los pelmenti, una especie de tortellini siberiano, que pueden ir con cerdo, pavo, pollo o cordero.

Rusia en un bocado como aperitivo.
Rusia en un bocado como aperitivo. Foto: Alejandro Rubio.