Top 10

Graus, la puerta de los Pirineos

Además de ser la capital de la comarca de la Ribagorza, Graus es la antesala de los Pirineos aragoneses. Por ello es el punto de partida perfecto no solo para conocer los pueblos de alrededor sino que se convierte en el campamento base para todos aquellos amantes de las actividades de montaña. La localidad, que presume de tener una de las más hermosas plazas de Aragón, cuenta también con diversos atractivos turísticos que la convierten en un destino perfecto para una escapada de varios días.

  • Plaza Mayor de Graus

    Plaza Mayor

    Rodeada de soportales, es mucho más que el punto de encuentro de vecinos y turistas. Totalmente rehabilitada entre 2001 y 2008, conserva aún su trazado medieval y las pinturas de sus fachadas, del siglo XIX lo convierten en el rincón más pintoresco de Graus. En la Plaza se encuentra también el edificio que alberga el Ayuntamiento, de estilo renacentista aragonés.

  • Barrichós, la parte antigua de Graus

    Barrichós

    Es como se conoce al casco antiguo de Graus y que, junto con sus plazas y calles, se declaró, en 1975, Conjunto Histórico. Destacan diversas casas nobiliarias del siglo XVI como las de Fantón, del Obispo o el Palacio de los Mur, que esconde una hermosa historia de amor entre Rodrigo Mur y María, su sirvienta, conocidos como los amantes de Graus.

  • Una de las puertas de entrada de la antigua muralla de Graus

    Puertas de la antigua muralla

    Graus fue una localidad fortificada de la cual solamente quedan en pie sus tres puertas de entrada y sobre las cuales se construyeron viviendas. La de Barbastro o Chinchín es además especial para los vecinos, ya que juega un papel importante dentro de sus fiestas patronales, al ser la puerta por la que entran los gaiteros el día grande de las fiestas.

  • Basílica Virgen de la Peña / Imagen: Turismo de Graus

    Basílica de la Virgen de la Peña

    Levantada bajo una peña, es un lugar de excepción desde el que obtener una panorámica no solo del pueblo sino de los alrededores. Para ello, basta con entrar a su espectacular claustro, desde el que se abre un mirador. La basílica es de estilo gótico renacentista y también puede verse, iluminada, desde el pueblo.

  • Museo de Historia y Tradición / Imagen: Turismo de Graus

    Museo de Historia y Tradición

    Es de entrada gratuita y sin duda imprescindible para entender el pasado de Graus y la comarca de Ribagorza. Fue un vecino de la localidad que tuvo que emigrar quien, para no perder el legado de los mayores de Graus, ideó este proyecto en el cual exponer el material donado y construir un espacio para el estudio y la recopilación  de las costumbres del lugar.

  • Embutidos de Graus / Imagen: Turismo de Graus

    La longaniza

    La gastronomía de Graus y su comarca destaca por continuar fiel a sus tradiciones culinarias. De entre todos los productos destaca no en vano la longaniza. Es tan importante en la localidad que tiene incluso su día de fiesta, ya que desde 1991, cada último fin de semana de julio, se elabora la longaniza más grande del mundo y se reparte entre los asistentes.

  • Baile de las Espadas / Imagen: Turismo de Graus

    Fiestas patronales

    Están declaradas de Interés Turístico Nacional desde 1973 y tienen a la Plaza Mayor como el principal escenario de celebraciones. Allí tienen lugar el baile de las cintas, los cabezudos y gigantes o la Mojiganga, una representación en tono burlesco de lo acontecido en el pueblo durante el año. Se celebran cada año a mediados de septiembre.

  • Cascada Forau de Aiguallut

    Alrededores

    Graus es la antesala al Pirineo, lo que se traduce en un sinfín de lugares naturales que visitar, así como de pueblos vecinos que cuentan con un amplio patrimonio donde sobresale el arte románico tan característico de la zona: monasterios, ermitas etc. de entre los siglos XI y XIII. De esta forma, se convierte en el punto de partida perfecto para realizar excursiones de día desde aquí.

  • Templo budista Dag Shang Kagyu / Flickr Imanol Bueno Bernaola

    Templo budista

    Por extraño que pueda parecernos, existe un templo budista en Graus. Es el Dag Shang Kagyü y cada año recibe la visita de más de 15.000 personas.  Fue fundado en 1985 y además de lugar de rezo tiene también una zona destinada a la meditación. De hecho realizan diversas actividades como cursos de yoga o reiki tibetano entre otros.

  • Hidrospeed en Huesca

    Turismo activo

    Pirineo es sinónimo de deporte. Y en cualquier época del año. Senderismo, rafting, escalada o bicicleta de montaña se suman a la oferta invernal de las pistas de esquí convirtiendo a la comarca de Ribagorza en un gran parque donde poder practicar o iniciarse en diversas disciplinas en un entorno espectacular.