Horizontes volcánicos, desérticos, repletos de lagos, islas solitarias, parques arqueológicos y una flora y fauna exuberante. Sin necesidad de salir del país podemos ser testigos de la magia de la naturaleza visitando uno de estos diez paisajes que son puro espectáculo. En cada uno de ellos, además, tendremos la oportunidad de conocer la cultura y gastronomía de la tierra, un valor añadido en cada rincón del territorio español. Estos lugares son mágicos, hay que verlos, al menos una vez en la vida.