Top 5

Lugares donde el buen tiempo nunca acaba

Relajarse al sol.
Relajarse al sol.

Si eres de los que se resiste a despedirse del buen tiempo y has entrado en pánico al ver que el final del verano se acerca, no te preocupes, en España tenemos la suerte de contar con destinos donde el sol luce prácticamente todo el año y las bufandas solo salen del armario en contadas ocasiones. La Costa del Sol, la Costa Cálida o el Levante son algunos de estos pequeños oasis en los que las temperaturas se mantienen suaves prácticamente todo el año. Un auténtico paraíso para quienes desean darle esquinazo al otoño antes incluso de que llegue.

Málaga

Con una media de casi 3.000 horas de sol al año, Málaga es una apuesta segura para los amantes del buen tiempo. La ciudad que vio nacer a Pablo Picasso posee un sinfín de rincones con encanto en los que resulta difícil resistir la tentación de quedarse a vivir para siempre. El castillo de Gibralfaro, el casco histórico -peatonal en gran parte- y su espectacular puerto y paseo marítimo, enamoran. 

Alacant

Aunque mucha gente conoce Alacant solo por sus playas, la ciudad tiene mucho más que ofrecernos y nos damos cuenta de ello con un simple vistazo desde el castillo de Santa Bárbara, situado a 166 metros de altitud, en el monte Benacantil. Esta impresionante panorámica es solo un anticipo de todo lo que podemos ver en una tierra con más de 3.000 años de historia

La Manga del Mar Menor

Una temperatura media de 19 grados es suficiente tentación para visitar La Manga. De entre todos los puntos de la costa murciana donde podemos disfrutar del buen tiempo, este destaca por la gran oferta de actividades que encontramos. Alrededor del que se considera el lago de agua salada más grande de Europa encontramos deportes acuáticos, naturaleza y ocio. 

Almería

200 kilómetros de playas son solo uno de los muchos reclamos que tiene Almería. En su capital podemos disfrutar de algunas de estas playas, en estado prácticamente virgen, además de un importante patrimonio histórico, gestado especialmente durante el siglo X, cuando la ciudad fue el principal puerto comercial del Califato de Córdoba. También son históricas sus tapas, uno de los grandes tesoros gastronómico de la ciudad. 

El Hierro y La Palma

Si además del sol, te gusta la naturaleza, las islas de El Hierro y La Palma son un destino inmejorable. Acantilados vertiginosos, calas escondidas, volcanes, lagunas, playas de arena negra y montes escarpados conforman un paisaje difícil de imaginar en cualquier otro lugar de España. La oferta se vuelve del todo irresistible al saber que en invierno las temperaturas oscilan entre los 16 y los 24 grados. 

Te puede interesar...