‘Bienvenidos a Edén’: los escenarios donde se rodó la serie de Netflix

El 'thriller' de la isla de los contrastes

Buscando a Edén Netflix Lanzarote
La serie 'Buscando a Edén' (Netflix) tiene en Lanzarote la mayoría de sus escenarios. Foto: Netflix

Netflix nos lleva de viaje a una misteriosa isla en Bienvenidos a Edén, su espectacular nueva serie juvenil. Un paraíso de playa y paisaje volcánico en el que parece reinar la armonía, pero donde no todo es lo que parece. Lanzarote se convirtió en el escenario principal de esta nueva producción en la que hay que ir destapando todos sus oscuros misterios. 

Invitados a un exclusivo evento, un grupo de jóvenes influencers llega a una isla de ensueño. Lo que no saben es que varios de ellos han sido elegidos para quedarse ahí y convertirse en huéspedes de la extraña comunidad y fundación que gestiona la isla. Sus secretos se irán descubriendo en Bienvenidos a Edén, la serie de misterio que Netflix espera convertir en su próximo éxito mundial.

Buscando a Edén Lanzarote
Los contrastes de Lanzarote cautivaron al equipo de producción de la serie. Foto: Netflix

La cantante y actriz mexicana Belinda, Amaia Aberasturi, Sergio Momo o Begoña Vargas protagonizan este nuevo thriller juvenil que sucede en una isla de ensueño, que no es otra que la canaria Lanzarote. Localizaciones en Teruel o Cataluña terminaron de darle forma a esta realidad, que es menos idílica de lo que dan a entender sus maravillosos escenarios. 

Lanzarote Netflix
La naturaleza de la isla aumenta la tensión de este 'thriller' juvenil. Foto: Netflix

Lanzarote, la isla de paisaje “paradisíaco” y “lunar”

La joya de la corona de Bienvenidos a Edén es, sin duda, Lanzarote. La isla brilla en todo su esplendor en esta producción de Brutal Media creada por Guillermo López y Joaquín Górriz. Hay muchas oportunidades durante la serie para disfrutar y asombrarse con los espectaculares paisajes y lugares de este idílico y sospechoso lugar.

Lanzarote volcanes
Las tierras volcánicas parecen sacadas de Marte. Foto: Netflix

Martí Marcos, jefe de Localizaciones, explica que Lanzarote era perfecta para la trama de la serie: “En primer lugar, nuestra isla es una isla paradisíaca. Y en segundo lugar, también es una isla misteriosa, en la que todos los personajes se acabarán sintiendo atrapados. Lanzarote cumple con esas dos ideas: es a la vez un paraíso terrenal, pero también es muy marciana, árida, con sus volcanes y sus playas de tierra negra. Un paisaje muy lunar”.

Lanzarote tierra hostil
Algunas escenas tienen una estética ambientada en una era futura. Foto: Netflix

Así es como, durante tres semanas, el equipo de la serie estuvo rodando en diferentes localizaciones de la isla para reflejar estas dos almas que conviven en la comunidad Edén. Carles Cambres, jefe de Producción, incide en lo importante que era, a la hora de grabar,  “respetar el entorno” y que todo “quedara de la misma manera que como lo encontramos” en un espacio con muchas zonas protegidas. 

Parque natural Lanzarote
Durante el rodaje se ha extremado la precaución para no dañar entornos protegidos. Foto: Netflix

Para hacerse una idea de conjunto de cómo es Lanzarote, basta con ver los primeros compases de Bienvenidos a Edén, en los que varios planos aéreos y desde el agua dan un primer aperitivo general de los contrastes, de playa y montaña, que hay en este lugar por descubrir en la provincia de Las Palmas.

Lanzarote Buscando a Edén
Agua, playas y montañas se dan la mano en 'Buscando a Edén'. Foto: Netflix

Playas blancas y playas negras

Con gran protagonismo en la trama desde el principio, las playas de Lanzarote aparecen en muchos momentos de la serie. La principal es la de Caletón Blanco (Órzola), que corresponde a la playa de la Fundación en la serie. Marcos la define como “impactante” en sus diferencias cuando hay marea baja y alta: “Te puedes bañar en unas aguas azules que parece que estás en el Caribe y, cuando es marea baja, puedes entrar y andar centenares de metros hacia adentro”. 

Caletón Blanco
El juego de las mareas en Caletón Blanco sorprendió al equipo de rodaje. Foto: Netflix

La otra de las playas lanzaroteñas presentes en la serie es la de Montaña Bermeja (Yaiza). De arena negra y con rocas de color rojo de fondo, en este impactante lugar se produce, por ejemplo, un importante encuentro entre los personajes de Aberasturi y Vargas. Perfecta para el intrincado argumento, la ubicación es, según el jefe de Localizaciones, “un paisaje absolutamente espectacular y a la vez bastante hostil y agresivo”. 

Montaña Bermeja
La arena negra y las rocas rojas de Montaña Bermeja se combinan a la perfección. Foto: Netflix

Para terminar de darle forma al mundo costero de Bienvenidos a Edén hay que salir de Lanzarote y aterrizar en Cataluña. El embarcadero de dónde salen los protagonistas para llegar hasta la isla es la Playa de Malgrat del Mar y el pequeño arenal donde se produce el festival musical corresponde, realmente, a la Cala Treumal (Lloret de Mar). Algunos interiores y exteriores en la zona de Barcelona completaron las localizaciones catalanas.

Cala Treumal
La Cala Treumal de Lloret de Mar es uno de los escenarios catalanes de la serie. Foto: Netflix

Un ambiente de cráter, cuevas y rocas

En Bienvenidos a Edén hay una gran presencia también de otro de los ambientes más característicos de Lanzarote: las zonas volcánicas. Llenas de impresionantes paisajes oscuros, cráteres y cuevas naturales, la serie ofrece todo tipo de vistas a estos lugares que parecen sacados de otro planeta.

Parque Natural de los Volcanes
El Parque Natural de los Volcanes es un escenario recurrente en la producción. Foto: Netflix

La que más destaca en su fondo montañoso es la del Volcán del Cuervo (Tinajo), que está en el más que recomendable Parque Natural de los Volcanes. Los jóvenes protagonistas recorren el sendero de este lugar en el que se puede acceder al interior de su cráter. Este espacio se completó rodando también en el entorno de la Montaña Maneje (Arrecife).

Cueva de las Palomas
La Cueva de las Palomas es una de las múltiples formaciones volcánicas que aparecen en la serie. Foto: Netflix

Cerca del Volcán del Cuervo está otra de las formaciones volcánicas de Lanzarote que se puede ver en la producción: la Cueva de los Naturalistas o de las Palomas (Tinajo). El llamativo cráter exterior que se ve en la serie es el acceso a una llamativa caverna, otro de los lugares lanzaroteños por excelencia. La gruta marina que aparece en el metraje corresponde al interior de la maravillosa Cueva de los Verdes (Haría). 

Cueva de los Verdes
La Cueva de los Verdes no podía faltar en una producción rodada en Lanzarote. Foto: Netflix

Las localizaciones de Bienvenidos a Edén en Lanzarote se completan con otro espacio, que en la serie se usa como entorno privilegiado para el picadero y establo. Se trata del Barranco de las Piletas (El Mojón), un lugar con recomendables formaciones rocosas por las que montan a caballo los personajes. 

Barranco de las Piletas
Las escenas a caballo se rodaron en el Barranco de las Piletas. Foto: Netflix

Teruel, hogar de la Fundación

Un repaso a las localizaciones no puede dejar el lugar donde viven y se reúnen los miembros de la Fundación, esta comunidad comandada por Astrid (Amaia Salamanca) y Erik (Guillermo Pfening). Un espacio de construcciones y viviendas de arquitectura muy especial que en la serie está enclavado en mitad de la isla.

Solo Houses Teruel
Las instalaciones de la Fundación corresponden en realidad a las residencias ‘Solo Houses’. Foto: Netflix

Este lugar se encuentra realmente en la Comarca del Matarraña (Teruel), en unas impresionantes residencias llamadas ‘Solo Houses’. Según Martí Marcos, es “un espacio único” con “construcciones tan futuristas” que encajaban con la idea de una zona residencial “en armonía con la naturaleza, que es algo que está muy presente en la serie”.

Solo Houses Matarraña
El aspecto futurista de este espacio liga muy bien con el espíritu de la trama. Foto: Netflix

El equipo estuvo cinco semanas rodando en estos espacios de diseño de lujo y que se pueden alquilar para unas vacaciones. Se añadieron también unos módulos con forma ovalada, donde viven los personajes, creados expresamente por parte del Departamento de Arte. 

Solo Houses serie
En la serie se pueden observar algunos elementos que no existen en el complejo. Foto: Netflix

Todos estos lugares, solo idílicos en apariencia, se podrán ver a partir del 6 de mayo en Netflix. Bienvenidos a Edén llega a la plataforma de streaming con una ambiciosa historia que cambia la vida de un grupo de jóvenes. Esta isla es tan bonita como turbia.