Durante 10 días Málaga se convirtió en el epicentro de la gastronomía en España. Más de 35.000 personas pudieron disfrutar de showcookings, talleres y ponencias entre otras actividades de manos de algunos de los mejores cocineros. Una forma de acercar la alta gastronomía al público y donde incluso los más pequeños. Un encuentro que cada año nos recuerda además la gran variedad de productos locales que la provincia aporta a la cocina española.

Te puede interesar...