Gastronomía

De chiringuitos por Marbella

Restaurante Aquí te quiero ver.
Restaurante Aquí te quiero ver.

De coqueto pueblo de pescadores -todavía conserva ese encanto su casco antiguo- a lugar de veraneo de grandes fortunas y famosos de todo el mundo. Este municipio de la costa malagueña, con alrededor de 138.000 habitantes, es una amalgama de tradición, turismo y lujo tanto en la tierra como en el plato. Marbella sigue manteniendo sus raíces andaluzas de pescaíto, espetos y gazpachos, pero ha tenido que adaptarse al nivel adquisitivo de gran parte de sus visitas que buscan alta cocina, mesas con mantel y una copa para cada vino.

Nos damos cuenta de esta diversidad nada más llegar al aeropuerto de Málaga, donde recibe al viajero Dani GarcíaDelibar, en la T3, con clásicos de su carta como la  hamburguesa de rabo de toro o el gazpacho de cerezas. Su restaurante gastronómico lo encontramos en el Hotel Puente Romano, donde deja volar su imaginación para crear platos al estilo del tomate nitro. En el mismo hotel está BiBo, con terraza andaluza, barra de cócteles, el rincón de la abuela y un raw & oyster bar especializado en marisco y pescado crudo. 

Dani García Restaurante.
Dani García Restaurante.

Marbella tiene dos caras, la del lujo y la de la playa con chiringuito. Entre los primeros no podemos perder de vista el Marbella Club y su restaurante (uno de ellos) Grill, donde oficia Juan Gálvez ofreciendo cenas con caviar y langosta. En El Lago, Diego del Río se asoma al campo de golf Greenlife Golf, donde prepara una de sus recetas más laureadas, el pargo con espinas, albahaca, picada de tomate, queso y manzana verde. 

El mismo estilo rige a La Tirana, en una casa típica andaluza a la que acuden asiduamente caras conocidas del papel cuché. Los langostinos al curry, la ensaladilla rusa y las croquetas son algunos de sus platos más emblemáticos. En plena Milla de Oro marbellí, a unos minutos de Puerto Banús, la parada obligada es en La Meridiana del Alabardero, con sus langostinos de Sanlúcar al pilpil. Los pescados de Messina, el menú Andalucía de Skina y la huerta ecológica de Trocadero Arena son otros de los sitios preferidos de quienes visitan a menudo Marbella. 

Si lo que buscamos es el chiringuito de playa nos pasaremos por Andy's Bar, en la urbanización Cabopino. Espetos, paella y frituras que se sirven en mesas sobre la arena. En la playa Real Zaragoza encontramos Aquí te quiero ver, un local frente a una playa no muy concurrida con pescados de la zona, fideuá, cenas a la luz de las velas y un trato muy familiar. 

Restaurante Aquí te quiero ver.
Restaurante Aquí te quiero ver.

Quizás hayamos probado los espetos, pero si queremos conocer a quien es considerado el "espetero mayor" tenemos que visitar Pepes Bar. Desde hace más de 40 años cocina sus sardinas sobre el fuego en el bar junto al Real Club Marítimo de Marbella.

Toda la zona está repleta de buenos restaurantes. En Fuengirola Los Marinos José, todo un homenaje al producto en cada plato; y en Casares Finca Cortesín, con una oferta de alta cocina gracias al trabajo de Lutz Bösing en El Jardín de Lutz, las recetas japonesas de Kabuki Raw y los sabores italianos de Don Giovanni.

Restaurante
2 Soles Repsol

Kabuki Raw

Ctra. MA 8300, de Casares, km. 2, 29690 Casares (Málaga) , Casares (Málaga)

Te puede interesar...