Maestros del queso en Barcelona

Tres queserías de barrio a las que no perder la pista

En 'Can Luc' hay amor quesero. Foto: Facebook
En 'Can Luc' hay amor quesero. Foto: Facebook.

Barcelona puede vanagloriarse de tener entre sus vecinos unos cuantos fromagiers (maestros del queso) de pro, que saben que lo que se traen entre manos es pura ambrosía. Tres de ellos nos desvelan cuáles son sus mejores joyas queseras.

En nuestra tierra de pícaros, durante demasiado tiempo, el queso fue relegado a la tosca tarea de hacer buenos aquellos vinos que no lo eran; de ahí la expresión "que no te la den con queso". Afortunadamente, hoy en día podemos brindar por quesos de ensueño. Fromagiers tan grandes que no caben en sus queserías de barrio. Visitamos a tres de ellos.

Luc y su fromagerie 'Can Luc' 

Una maison fromage situada al lado del mercado de la Llibertat del barrio de Gracia, en la que, tras una larga trayectoria como directivo de la firma de lujo Mont Blanc, Luc trata como a estilográficas de lujo a un centenar y medio de quesos. Quesos, principalmente, de leche cruda, artesanos o fermier (la sublimación del queso pues, para ostentar tal categoría, las exigencias de elaboración son más arduas que los doce trabajos de Hércules).

Un buen queso. Foto: Llec Crua
Un buen queso. Foto: Llet Crua.

Quesos franceses (Ami du Chambertin, Tomme d’Aydius o Saint Nectaire) y españoles (el catalán Puigpedrós, el vasco Ossau Iraty o el asturiano Casín), pero también italianos, alemanes, británicos, griegos, americanos, australianos... y, sobre todo, quesos del nivel de una Mont Blanc Heritage pero a precio de Swatch. Quesos, según el parecer de Luc, para empezar a amarlos, como el Comté Reserva, para ir en serio con ellos como un Camembert bien afinado, o para jurarles amor eterno como el Saint... (un azul cremoso que bien merece que os lo descubra el bueno de Luc).

Aquí hay, sobre todo, quesos de leche cruda, artesanos o fermier. Foto: Facebook
Aquí hay, sobre todo, quesos de leche cruda, artesanos o fermier. Foto: Facebook.

Quesos, quesos y más quesos, pero en la 'Fromagerie Luc' también encontraréis gadgets para su disfrute (Luc vende, pero también presta fondues y raclettes), y una buena selección de vinos, mermeladas, crackers, mostazas (Edmont Fallet) conservas (la Belle Iloise) o especias (Terre Exotique). Y en su recién inaugurada tienda de Sant Cugat podréis, además, asistir a catas, degustaciones y sesiones de formación.  

Y si todos estos argumentos no os han convencido para hacerle una visita a Luc, me quedan tres balas en la recámara: sus siete quesos de raclette (suizo, francés, de cabra, a la pimienta, trufado, ahumado y a la mostaza), su Banon (el fermier de los fermiers) o esta tabla de quesos (Picodon, Morbier, Crottin, Mont d’Or, Fermier d’Aubert y Cantal).

'CAN LUC' - Carrer Berga, 4. Barcelona. Teléfono: 930 07 47 83.

Xevi, María y su 'Llet Crua'

Vecinos del mercado de Sants, en su 'Llet Crua' (leche cruda) Xevi y María ofrecen150 quesos artesanos, el 85 % de los cuales son de leche cruda -ergo, quesos vivos-, y mayoritariamente catalanes (50 %), aunque los del resto de España y de Europa (Francia, Italia, Suiza y Holanda) tienen también su cupo (un 10 % y un 30 %, respectivamente).

María y Xevi frente a su tienda quesera. Foto: Facebook.
María y Xevi frente a su tienda quesera. Foto: Facebook.

Pero menos números y más quesos. Los quesos favoritos de Maria y Xevi. De los que ofrecen en su 'Llet Crua' ella se queda con el francés Brie de Meaux, el británico Stilton y el albaceteño Molvengo; y él hace lo propio con el asturiano Cabrales de Teyedú, el británico Cheddar Montgomery (el mejor del mundo) y el suizo Etivaz.

O los que Xevi y María recomendarían a…

- Un niño: el Ermesenda d’Eroles, "pues este queso catalán es tan delicado como sabroso".

- Una modelo: el Tomme de Savoie desnatado, ya que este queso francés es la excepción que confirma la regla que "lo desnatado no sabe a nada".

- Un pijo: el Peccorino trufado. Según Xevi, "una pijada italiana que mola".

- Un hippie: un queso de leche ecológica como el pirenaico de cabra Truc.

- Un cumba: el Garrotxa, un queso que, en los 80, se creó para los neo-rurales que fueron a vivir cerca de Olot.

- Uno de la casta: el Brie de Meaux, nombrado Rey de los Quesos en el Congreso de Viena.

- Un indignado: el Tupí, pues este queso catalán fue concebido para resistir y dar mucha, pero que mucha caña. 

Cata de quesos en 'Llet Crua'. Foto: Llet Crua
Cata de quesos en 'Llet Crua'. Foto: Llet Crua.

'Llet crua' es, sobre todo, magníficos quesos vivos, pero también es leche fresca de vaca, de cabra y, por encargo, de oveja; embutidos de Cal Rovira; sidras y cervezas artesanas; Cheeses and Friends (catas y charla en español) mensuales que anuncian en su Facebook y también excelentes quesos de leche pasteurizada, como, y por exigencia de su Consejo Regulador, la de su Stilton, que, no obstante, os hará llorar como lactantes.

'LLET CRUA' - Carrer de Càceres, 14. Barcelona. Teléfono: 935 03 15 43.

Eva Vila y su teca de 'Vila Viniteca'

'La Teca de Vila Viniteca' es un "colmado deluxe" del barrio del Born, en el que, además de productos de muchísimos quilates (por ejemplo, jamón Joselito, papada Maldonado, sobrasada de Cal Rovira, rubia gallega curada de La Cala o cecina de Vega Sicilia), encontraréis hasta 350 quesos de todas las nacionalidades, la mayoría de ellos elaborados por artesanos o pequeños productores, muchos de ellos afinados en la cava de la misma tienda.

Tabla de quesos de 'Vila Viniteca'. Foto: Facebook.
Tabla de quesos de 'Vila Viniteca'. Foto: Facebook.

Quesos como los de las queserías catalanas La Balda (de leche cruda de vaca) o Mas Alba (de cabra). Del resto de España como el mejor Castillblanco o un Payoyo ecológico afinado con salvado que te transporta a la sierra de Grazalema. Franceses (la debilidad de Eva) como el Brie de Melun, el Époisses, el Vacherin Mont d’Or, un Salers tan salino como untuoso, o el Comté plus vieux del mercado y que solo aquí encontraréis (cosecha verano del 2014). Ingleses como el Shropshire (el primo del Zumosol del Stilton) o italianos atípicamente maravillosos como el Castelmagno, el Cusiè envuelto en hoja de castaño o el Testun al Barolo.

Y Eva Vila: la gurú catalana del queso y una tendera como la copa de un pino o, mucho más idóneo, como un Parmesano de 50 kilos, en la que podéis confiar, como en sus brazos derecho e izquierdo (Jordi y Fran); no en vano lo hacen apellidos tan ilustres del panorama gastronómico nacional como los Adrià, Iglesias, Jubany, Roca, Pérez, Roca, Ruscalleda, Vilà, Valentí...

'VILA VINITECA' - Agullers, 9. Barcelona. Teléfono: 933 101 956.

¡A brindar por unos quesos que hasta harían pasar un Don Simón por un L’Ermita y por unos queseros que nunca os la darán con queso!

Te puede interesar...