Restaurantes monoproducto

Órdago a una sola carta

El pollo asado de La Brochette. Foto: La Brochette.
El pollo asado de La Brochette. Foto: La Brochette.

Hace ya un tiempo que triunfan los restaurantes especializados, o mejor dicho súper especializados, en un producto. Las cocinas monoproducto, recientes y veteranas, rinden tributo a un protagonista que monopoliza toda su carta, ya sea el pollo, los mejillones, el atún o el humilde huevo. 

DeAtún

Efectivamente, la RAE va a tener que acabar admitiendo el verbo Ponzanearporque, desde luego, la calle Ponzano no para. Una de sus últimas incorporaciones ha sido la de DeAtún, un restaurante dedicado al atún rojo, que traen de Barbate y Zahara de los Atunes. El local es moderno, con predominio del blanco y una cocina abierta en la que los clientes pueden ver a los cocineros preparar de mil y una maneras todas las partes del atún, del que, como en el cerdo, ¡se utiliza todo! En las dos cartas, tanto la de tapas (para la zona de la entrada), como la del restaurante, lo encontramos en crudo -ya sea en tataki, tartar o sashimi-, en salazón, confitado, en tempura, a la plancha, en hamburguesitas… Amén de otras tantas formas “fuera de carta” con que sorprenden a la parroquia cada semana.

Ponzano, 59. Madrid. www.deatun.com

El sashimi de DeAtún.  Foto: DeAtún.
El sashimi de DeAtún. Foto: DeAtún.

La Brochette 

Y del pescado, pasamos a la carne, en este caso de pollo, el prota total aquí. Con una decoración acogedora y cierta estética retro, La Brochette abrió sus puertas hace sólo unos meses en la zona del Eixample de Barcelona. ¿Su fin? Poner en valor esta sencilla carne blanca, a la que, por cierto, tantos se han aficionado -más aún, últimamente- por la moda de las proteínas. Por ello, han ideado un montón de recetas, siempre con el pollo como base, que van desde el tradicional pollo asado con especias, las alitas picantes o varios tipos de brochetas, hasta la famosa ensalada César, una hamburguesa o unos canelones, pasando, incluso, por tajines o cuscús, por aquello de ponerle también un puntito exótico al menú.

Muntaner, 215. Barcelona. www.labrochette.es

La burger de pollo con patatas de La Brochette. Foto: La Brochette.
La burger de pollo con patatas de La Brochette. Foto: La Brochette.

Cheese Tavern y Cheese Bar 

Cheese Bar no es precisamente un recién llegado a la capital, donde ya lleva unos añitos satisfaciendo a los adictos al queso. Igual, aunque más recientemente, lo hace Cheese Tavern, el corner que la casa instaló, hace cosa de un año, en el sevillano mercado gourmet Lonja del Barranco. En ambos, el visitante tiene una extensa, extensísima, oferta de quesos para elegir, tanto de España como de otros países europeos. Mientras que en la taberna de Sevilla la oferta pasa, sobre todo, por tablas variadas, su restaurante madrileño cuenta con una carta repleta de recetas internacionales cuya base, eso sí, es dicho ingrediente: bombones de queso manchego, ensalada de burrata, cheesecake o, uno de sus hits: la fondue. Pensando en los que no son muy del rollo quesero, tienen algunos de los platos también en su versión “anti-queso”.

Arjona s/n. Sevilla, y José Abascal, 61. Madrid. www.ponceletcheesebar.es

La Cheese Tavern de Sevilla. Foto: Cheese Tavern.
La Cheese Tavern de Sevilla. Foto: Cheese Tavern.

L’Eggs 

Podríamos decir que este restaurante es casi una oda al huevo. Y es que tan pequeño ingrediente es el rey de muchos de los platos de este céntrico comedor de Barcelona, ambientado con simpáticos detalles de aire granjero, como la paja y la madera, en honor, claro está, a su producto estrella. En L’Eggssuelen trabajar con huevos de gallina, pero también con los de oca, avestruz o codorniz, que su chef ejecutivo, el cocinero Paco Pérez -chef también de Miramar, con dos Soles Repsol-, propone fritos, revueltos, rotos, en tortilla o benedict, y asociados con otros sugerentes colegas de menú, como el jamón ibérico de bellota, los chipirones a la andaluza, las alcachofas confitadas, el bacalao...

Paseo de Gracia, 116. Barcelona. www.leggs.es

Los huevos fritos con chipirones de L' Eggs. Foto: L' Eggs.
Los huevos fritos con chipirones de L' Eggs. Foto: L' Eggs.

Mejillón

Atención, pregunta: ¿En qué puede estar especializado un restaurante llamado así? Pues eso. Lo suyo son los mejillones de roca, que sirven en cazuelas con diferentes salsas y una ración de patatas fritas para acompañar. O sea, como es típico en Bélgica. El espacio, sencillo y bien ubicado al lado de la plaza de Alonso Martínez, es el primero de Madrid en calcar dicha fórmula belga de los moules-frites. En su carta verás las distintas salsas en que pueden ir cocinados los mejillones: a la marinera, barbacoa, con soja, con curry rojo, con nata y vino blanco... Lo más divertido -amén del babero gigante que te dan- es pedir varias salsas y catacaldear, picando de una y de otra cazuela. ¡Mojarás pan hasta que no quede ni rastro!

Orellana, 1. Madrid. www.mejillonrestaurants.com

Comimos mejillones ricos, ricos. Foto: Camino Martínez.
Comimos mejillones ricos, ricos. Foto: Camino Martínez.

Pork... Boig per tu!

Aquello de que “del cerdo se aprovechan hasta los andares” es más real que nunca en este restaurante, en cuyo nombre ya se declaran locos por él. La oferta de Pork… Boig per tu! se centra, efectivamente, en el cerdo y las distintas partes de su anatomía. Abierto en 2013 y decorado en piedra y con algún que otro motivo cochinil (¡hasta una escultura de dicho animal cuelga del techo!), este establecimiento ha hecho del cerdo su santo y seña, especializándose para poder profundizar en él y ofrecerlo en todas sus variantes: embutido, curado, especiado, asado… En su carta, encontramos cocidos, sobrasadas, chuletón, codillo o, algunos de los preferidos por los visitantes, como son los embutidos ibéricos, las costillas maceradas o el jarrete, que asan en su tradicional horno de leña.

Consolat del Mar, 15. Barcelona. www.porkboigpertu.com

Con una barra como la del  Pork... Boig per tu! se nos saltan las lágrimas. Foto: Pork... Boig per tu!
Con una barra como la del Pork... Boig per tu! se nos saltan las lágrimas. Foto: Pork... Boig per tu!

Te puede interesar...