Recetas para hacer un menú a distancia

Tú allí y yo aquí, ¿cocinamos juntos?

Por suerte internet pone de nuevo en marcha la magia que como por encanto se había evaporado con tantas restricciones y distanciamientos sociales. Por San Valentín, los enamorados podrán cocinar juntos y a la vez para, a continuación, disfrutar de su receta compartida y brindar por la futura felicidad del reencuentro, brindis en el que no podía faltar un poco de chocolate...

Que lo que el amor ha unido, no lo separe la pandemia. No dejes que la distancia temporal impuesta por las restricciones sanitarias te impida celebrar lo mucho que os queréis. Entre las ideas que el ingenio pone en marcha en este grupo numeroso de personas separadas a su pesar, además de las conversaciones interminables a través de las redes, los mensajes, los regalos que llegan por mensajería o correos para mantener encendida la llama de su amor, hay una que puede resultar de lo más original. No solo comer juntos a través de la red, cosa que ya hacen muchos. ¡Cocinarlo, que es mucho mejor! Esta actividad culinaria potencia, además, el grado de complicidad que habita casi invisible en las parejas y con el que la ausencia prolongada estaba acabando. 

Es importante que los pasos se realicen a la vez.
Es importante que los pasos se realicen a la vez.

Hay aún un punto añadido que puede hacer este cocinar juntos aún más placentero, puesto que se acerca una fecha clave para estas cosas del amor, el día de san Valentín. Uno de los amantes puede enviar al otro por mensajería y por sorpresa un paquete con los ingredientes necesarios –y de fama afrodisiaca, no hay que olvidarlo– para hacer y comer "sus" recetas comunes, mientras en su casa guarda los propios. 

A pesar del planteamiento tan romántico hay una serie de cuestiones prácticas, que enfrían la pasión más encendida, pero son imprescindibles. A saber. La cercanía relativa que supone que uno de los enamorados viva en Barcelona y el otro en Sevilla se convierte en inútil para su fines, porque los confinamientos sucesivos les impedirán reunirse en esa fecha, que además cae en domingo, ni gracias al AVE ni al avión. Un auténtico jarro de agua fría.

Uno de los amantes puede enviar al otro por mensajería y por sorpresa un paquete con los ingredientes necesarios.
Uno de los amantes puede enviar al otro por mensajería y por sorpresa un paquete con los ingredientes necesarios.

Por otro lado es conveniente que los ingredientes sean de larga duración, no frescos y necesitados de refrigeración, al menos durante muchos días, para que lleguen en perfecto estado al destinatario del envío. No digamos cuando los enamorados residan en distintos continentes alejados y tengan que convertir su banquete de San Valentín en comida para uno mientras el otro cena. 

# 1. Pasta con chatka y foie gras

1. Pasta con chatka y foie gras

Una vez asumido que algunas parejas no van a poder verse –tampoco– en San Valentín, y elegida la opción de cocinar juntos, pero a distancia, toca pensar en una receta de plato único sencillo y especial: pasta con chatka y foie gras. Durante el siglo XVIII y XIX se consideraba como combinación especial para los amantes la del marisco con foie gras, bien en ensaladas o en otras mezclas. Este plato, con la pasta, se convierte en único.

Este San Valentín algunas parejas tendrán que celebrar videocitas.
Este San Valentín algunas parejas tendrán que celebrar videocitas.
# 2. Piña salteada con cigarrillos de Tolosa

2. Piña salteada con tejas y cigarrillos de Tolosa

En este caso, el postre solo cuenta con cuatro ingredientes: mantequilla, azúcar, whisky y piña. Con esto y unos diez minutos se puede conseguir un plato dulce que dejará con buen sabor de boca a los enamorados a distancia.