Bosque de Poblet

Bosque de Poblet

El musgo verde y resbaladizo se agarra a la roca como mis brazos al bastón que me sostiene, porque las suelas de las botas ceden a la humedad del terreno; tramos de hierba siempre fresca y tierra humedecida. No levanto la vista más allá del camino, sembrado de hojas, para no caer y la vista choca con los numerosos troncos elevados de los árboles. En los descansos breves para guardar fuerzas, levanto la mirada y distingo una multiplicidad arbórea de pinos, cedros, abetos o centenarias encinas.
La subida cuesta, pero a medida que avanzo la espesura del bosque abre claros y miradores por donde la lejanía muestra un paisaje frondoso, de gran belleza, bendecido por la naturaleza. Fuentes de agua, arroyuelos, gargantas, quebradas húmedas y un verdor permanente de la vegetación refrescan el aire que entra limpio a los pulmones, cargado de vida; una vida que late cuando el ecosistema entero nos arropa y envuelve. Somos parte de sus criaturas y los ojos se nos llenan de lágrimas ante tanta gratitud. Si existe la plenitud ¿existirá la magia? Lo cierto es que este lugar está cargado de calma, de sabiduría y de recogimiento. Asomarse al Mirador de Pena es asomarse a uno de los Balcones del Mundo. Enredarse con el canturreo del agua en Les Cent Fonts es empaparse con sus múltiples sonidos, dejarse llevar a las entrañas del medio líquido y soltar todos los ruidos interiores. Es estar en paz.
Este lugar limpia y sana. Nos llaman lugares donde antaño otros encontraron recogimiento y oración, como el monasterio de Santa María de Poblet o el oratorio de San Miguel. A nosotros, afortunados, ya nos redime tanta belleza. Y la belleza es mágica ¿Será que anden trasgos, duendes o hadas por estos bosques? En las mitologías del lugar, seguro que sí.

Contacto

Calle De les Masíes, 0, 43440 L'Espluga de Francolí, Tarragona
977871220
Más información

Más atractivos naturales en L'Espluga de Francolí

Planes Cercanos