Dragos Centenarios

Los Realejos (Santa Cruz de Tenerife)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En Los Realejos crece un árbol al que no hace inventarle leyendas porque las lleva ya en el propio nombre. Los dragos, o Dracaena draco, son una especie típica de las Islas Canarias cuya extravagante forma invita a que la imaginación se dispare… ¿es un ramo de flores gigantesco, o un cohete verde de fuegos artificiales congelado en el instante de la explosión? Alguien creyó ver en uno la imagen de las cien cabezas de Ladón, el dragón que cuidaba las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides, y así quedó bautizado para el resto. Más aún, siguiendo el hilo de la leyenda, de las heridas que le infligió Hércules cuando lo mató habría manado una sangre que regó gota a gota aquel jardín, hoy más conocido como Islas Canarias, y de cada una de ellas creció un drago, un árbol dragón.

Mitos aparte, el drago es un espécimen único que en El Realejo se ha prodigado en abundancia, catalogados muchos de ellos como árboles monumentales. Podemos encontrar ejemplares centenarios en San Francisco, en el Realejo Bajo, y en Sietefuentes, en San Agustín. También en el Realejo Bajo se levantan otros ejemplares que sorprenden: los Dragos Gemelos, igual que los de Tigaiga, o el que existe en Los Príncipes. Para quien los quiera disfrutar en un entorno verde, ahí está el misterioso ejemplar de la Rambla del Mar, que asoma por encima de un manto de plataneras, o el de la Rambla de Castro, que también sobresale entre el palmeral.

Contacto

Localización

28.396439, -16.596842