{{title}}
{{buttonText}}

El Bakio Interior

Bakio, Bizkaia/Vizcaya

Compartir

Todo buen árbol necesita unas raíces duras, extensas y fuertes capaces de resistir su peso. Estas constituyen su nacimiento, le nutren y forman parte de él durante toda su vida. En la localidad de Bakio tienen nombre propio y ven la luz a través de una ruta que comienza en la oficina de correos, recorre el histórico barrio de Basigo y finaliza en el antiguo molino-ferrería de Bekoerrota-Bengolea. La parroquia de Nuestra Señora de la Asunción abre la veda y ejerce como la raíz maestra. A continuación, deja paso a los palacios barrocos Hormaza y Elexpuru que germinan entre verdes prados y viñedos que conducen al barrio de Artzalde. Allí, espera la ermita de San Miguel de Zumetzaga. Románica, se sitúa en el ecuador del ‘tronco’ que, una vez dejado atrás el río Estepona, continúa creciendo en el barrio de Zubiaur. En él, destaca su espectacular conjunto arquitectónico que, tras ‘retorcerse’, regresa al punto inicial previo paso por las ermitas de Santa Catalina y San Martín. Ambos templos conforman las últimas raíces de Bakio; esas que le han permitido desarrollarse hasta convertirse en un ramal sembrado de monumentos.

Localización

Basigoko Bide Nagusia, 3, 48130 Bakio, Bizkaia