El barranco del Cedro

Hermigua (Santa Cruz de Tenerife)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Pasear por las inmediaciones del parque nacional de Garajonay, en el municipio de Hermigua, nos hace soñar con aterrizar en el ‘País de nunca jamás’. Este regalo de la Naturaleza, en forma de barranco, atraviesa un frondoso valle donde las nubes acarician la montaña y dejan un ambiente de humedad perfecto para que especies autóctonas como la laurisilva, el brezal de crestería y el fayal diseñen un jardín que en la noche podría ser el mágico refugio donde los Niños perdidos y Campanilla, cuentan sus historias.

Con seis kilómetros de ruta, los amantes del senderismo pueden recorrer en algo más de tres horas un sinfín de caminos acondicionados y pistas forestales, donde especies arbóreas endémicas como el laurel, el til y el viñátigo se refrescan cada día a orillas del río que, como si de una columna vertebral se tratase, cruza todo el valle.

En su parte más alta, una enorme cascada de 150 metros, conocida como chorro del Cerro, invita a disfrutar de un baño en el paraíso. Este salto natural es la fuente de la que mana el agua que alimenta a todas las presas del valle agrícola de este municipio. Y, muy cerca de sus inmediaciones, la pequeña a ermita de Nuestra Señora de Lourdes recibe, cada último domingo de agosto, a vecinos y turistas que en romería la veneran y comparten con ella un almuerzo popular.

Contacto

Localización

Calle el Cedro, 18 38890 Hermigua Santa Cruz de Tenerife