La Cantera

Alcántara (Cáceres)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Buitres leonados, cigüeñas negras, alimoches o milanos negros sobrevuelan los cielos de La Cantera, un lugar que bien puede ser el paraíso en verano. Estas aves son especies protegidas, por eso emociona tanto encontrarlas; quedan tan pocas que es un privilegio que sobrevuelen por encima, mientras tu cuerpo se refresca en las aguas claras del Tajo.
Cuando se construyó el pantano de Alcántara, demasiadas piedras fueron necesarias para construir la represa. De esta cantera salieron muchas; la montaña horadada fue configurando tramos de calzadas ascendientes mientras mostraba la desnudez de la piedra quebrada y arrancada, huérfana de lo suyo. Sus hermanas arrancadas, pulidas, dadas formas, las otras piedras, se ajustaron a los contornos de la gigante presa. Pero la naturaleza es sabia cubriendo sus pudores. Aquellos tiempos de la extracción y removida de la tierra despertaron a las aguas dormidas del subsuelo. Brotaron generosas sobre la desnudez de la montaña. Las rocas se revistieron en su reflejo y coronaron las aguas del Tajo, en este lago generoso que guarda la piscina natural de La Cantera.
Alrededor se han construido merenderos de piedra, habilitado miradores naturales para contemplación del paisaje y las rapaces, y acondicionado el terreno que se abre a la piscina, un remanso inmenso de aguas claras donde bañarse y practicar submarinismo. Ideal para pasar cualquier tarde de verano en un espacio único y generoso con las visitas; un privilegio sólo destinado para quienes saben que existe. 

Contacto

Localización

Piscina Natural La Cantera, 10990 Alcántara, Cáceres