Monte Arno

Monte Arno

Un impenetrable bosque de encinas otorga al monte Arno su característico color verde oscuro. Refugio de bandoleros y de gigantes de la mitología vasca (jentiles), se alza como mirador al Cantábrico de las tierras interiores de Guipúzcoa; el sitio desde el que, en otros tiempos, se utilizara para avistar ballenas. Situado entre Mendaro y Mutriku, el agreste macizo de Arno ha sido declarado como “Lugar de Importancia Comunitaria” (LIC) por la Comisión Europea . Es una de las mayores masas forestales de encinar cantábrico de la península Ibérica, y en su interior se conserva la única lanzadera natural de leñas de la comarca del Bajo Deba. Además, es el refugio de algunas de las especies más amenazadas de Euskadi  como el halcón peregrino o el caracol de Quimper.
El monte Arno también esconde vestigios de la huella humana en la prehistoira, en cuevas como Langatxo e Iruroin, situadas junto al río Deba, en el barrio de Astigarribia, o las de Jentiletxeta en el barrio de Olatz.
 

Contacto

943033282
http://www.mendaro.eus/e