Peña de San Blas

Peña de San Blas

La V es letra de valentía, de verde, de vuelo. Desde la estrecha carretera que pasa la rambla del arroyo de la Anchura, la Peña de San Blas evoca la forma de esta letra de manera invertida. Parece un triángulo. La elevación montañosa es valerosa porque domina sobre un entorno rodeado de cultivos. Hasta cierto punto se cubre de vegetación imprimiéndole un verdor translúcido gracias al agua que brota de sus paredes. E, incluso, invita a dejar surcar nuestra imaginación desde las alturas. Si continuamos acercándonos a ella, dado su enorme poder de atracción, llegaremos a la pedanía de los Villares entre olivos y campos de amapolas. Tras pasar el conjunto de viviendas, la peña se hace ancha y se extiende como si fuera una pequeña montaña. A sus pies, nos aguarda un monumento diferente. La tumba de Amílcar Barca, que perdió su vida en estas tierras regadas por el Segura, se alza en mitad de un paisaje de gran viveza. Protegida por monolitos de piedra, en este paraje aún es posible escuchar el canto de aquellas batallas en las que participó el general cartaginés. San Blas se reconoce en su perfil victorioso al abrigo de una sepultura que alumbra vida.

Más atractivos naturales en Elche de la Sierra

Atractivo natural

Cañones del Río Segura

El Gallego, Elche de la Sierra , Elche de la Sierra (Albacete)