Lo primero que se divisa de Amusco es su monumental iglesia de San Pedro, conocida en la zona como el "Pajarón de Campos". La espadaña de cuatro cuerpos de altura es obra de mediados del siglo XVII. La portada que da a la plaza posee siete arquivoltas, siendo del siglo XIII. La portada principal es de finales del siglo XII, de cinco arquivoltas decoradas con los símbolos del Zodíaco, perteneciendo esta parte y el baptisterio, a la primitiva construcción románica. De entre todas las obras de orfebrería del templo destaca la Cruz parroquial, realizada en estilo gótico en el año 1508, por el orfebre Pedro de Vega. El órgano, es obra neoclásica de finales del siglo XVIII. Con sus dos teclados, es el órgano más grande de los conservados en los pueblos de Palencia. Para ganar este título, exhibe sus 1570 caños y sus contras abiertas de 26 palmos.

Hay que conocer también la ermita de Nuestra Señora de las Fuentes, es un edificio estilo románico de transición, datándose su construcción a finales del siglo XII e inicios del siglo XIII, a las afueras del pueblo, y que es la patrona de la localidad.

La antigua sinagoga del siglo XV se ha rehabilitado y acondicionado como restaurante. La aljama judía de Amusco alcanza su máximo esplendor a finales del siglo XV. En esta época, las leyes de Castilla prohibían que los templos paganos sobrepasaran en altura y belleza a los templos cristianos, lo cual explicaría que algunas sinagogas españolas se encuentren soterradas.

Planes en Amusco

Ver todos