Bocairent

El lugar que 'respira' la piedra

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Respira la roca tiempos de bereberes y musulmanes. Su enclave, al extremo sur de Valencia, provoca que el sol ilumine la cara de Bocairent dejándonos entrever miles de pequeños ojos que parecen salir de la montaña, y es que sus casitas descompasadas y mágicas se alzan por encima de la sierra de Mariola que rodea y engloba parte de la localidad. En sus suelos pedregosos surgen un mar de pequeñas construcciones y calles de fisionomía árabe, enredadas de cuestas y escaleras con rincones singulares, llenos de historias y cuevas.

Su casco histórico invita a los callejones imposibles, a las ilusiones ópticas, a construcciones que debido a los fuertes relieves y cuestas cambian el número de pisos en función de por dónde se acceda. El barrio medieval invita a hacer la “ruta mágica” una que recorre el casco antiguo (que se convierte en diferente si se hace de día o de noche) y a través del que será posible encontrar reductos de piedra, ermitas a la vuelta de la esquina como Sant Joan o Mare de Déu y plazoletas y fuentes milenarias escondidas.

La piedra y la roca crean las Covetes dels moros, unas cuevas a 42 metros de altura, casi ocultas por la Naturaleza, de nuevo unas ilusiones ópticas con entradas en el suelo y salidas en el techo. La roca respira también la plaza de toros de Bocairent, pieza única y singular por su originalidad, la configuración montañosa del terreno dota a la plaza de una peculiar distribución que permite que se pueda acceder a piso llano tanto a la puerta de arrastre como al palco presidencial más alto. 

Un lugar en el que también aparecen aromas que nos ayudan a subir las empinadas callejuelas... como el de la olleta (constituida por carne de cerdo y pencas), els gaspatxos de Mariola (con aromáticas hierbas de esta legendaria sierra que proporcionan un sabor peculiar a la torta y a las carnes de caza) y les bajoques farcides (pimientos rellenos de arroz y carne) que no dejan indiferente al que los prueba. Y es que el cuerpo de Bocairent está compuesto de piedra viva y caza, corazón de sierra y alma de cueva.

Contacto

Localización