{{title}}
{{buttonText}}
alt
Vive la Gala de los Soles 2024
Ver Gala
1 /

Bollullos Par del Condado

Dos tradiciones

Compartir

A las puertas del Parque Natural de Doñana encontramos esta villa de Huelva llena de las típicas casas encaladas andaluzas. Eso se advierte sobre todo en el casco antiguo donde se suceden no sólo las construcciones sino también los amplios balcones de hierro forjado. Pero Bollullos Par del Condado es, sobre todo, tradicional. Y hay dos tradiciones a las que se da especial valor: la del vino y la religiosa. En lo referente al zumo de uva, nada más pisar tierras municipales se ven amplios viñedos que producen las exquisitas variedades dulces, tintas y rosadas de la Denominación de Origen de Vinos Condado de Huelva, así pues la localidad forma parte de la ruta del vino homónima. Una vez dentro de la zona más urbanizada nos encontramos con el vanguardista Centro del Vino Condado de Huelva y, por supuesto, bodegas; en ellas se ofrecen no sólo caldos de la zona sino tapas de gamba blanca de Huelva y de embutidos locales. Las principales son el edificio Majuelo-Soto, del mismísimo Eiffel, las bodegas Andrade y la muy rectangular torre de los Vallejos, de rasgos mozárabes. 
La figura del jornalero tiene su particular homenaje en el monumento de Francisco Pérez y Vacas. La devoción religiosa de Bollullos Par del Condado queda plasmada con la espectacular iglesia de Santiago Apóstol -bien de interés cultural- y la muy querida ermita de Nuestra Señora de las Mercedes. Si aún queremos ahondar más en el patrimonio de la localidad podemos acudir a numerosas capillas entre las que sobresale Nuestro Padre Jesús por su exterior encalado adornado con complicadas forjas. Por las calles nos encontramos con retablos de temática cristiana, el más complejo, el de San Cayetano. Las plazas principales del pueblo también tienen temática cristiana,  como son la plaza de la de la Virgen de las Mercedes distinguida por un colorido mosaico dedicado a la patrona local. La plaza del Rocío, por su parte, brilla sin igual por su sublime escultura típica andaluza con su corona de rutilantes reflejos, su largo manto y su trono decorado con cerámicas.

Localización