Buitrago del Lozoya

Buitrago del Lozoya

Información turística: 918680056

Web información turística

¡A la batalla! ¡Conseguiremos conquistar Buitrago! Primero atravesaremos el río que baña toda la muralla, después desafiaremos a los soldados que la vigilan desde arriba en forma de títeres que la recorren de lado a lado, luego beberemos en sus asadores y comeremos sus víveres mientras recorremos el casco medieval. Subiremos hasta el castillo y admiraremos las mejores vistas de la eterna ciudad defensiva, y por fin… ¡Buitrago del Lozoya se rendirá a nuestros pies!

Buitrago del Lozoya se alza como una preciosa visita obligada a los pies del puerto de Somosierra, en plena Sierra de Guadarrama, que defenderá con alma medieval y naturaleza la belleza ante sus conquistadores, un conjunto histórico y artístico un bien de interés cultural.

Se conquista una ciudad en la actualidad visitando sus lugares y conociendo sus historias. Buitrago del Lozoya se ve desde la carretera como una silueta. Perfilada por los torreones del alcázar-castillo y la muralla que recorre el contorno del lugar como una especie de sombra que se protege de la amenaza, a día de hoy, inexistente. Sin embargo, uno de los pueblos con más encanto de la Comunidad de Madrid. Además, posee el testigo de las aguas con mayor calidad para el consumo humano y que abastece todos los grifos de todo Madrid.

Uno de sus mayores encantos son las formaciones creadas a su paso por el río Lozoya, meciendo las murallas con sus pequeñas olas y regando el Valle con su mismo nombre, desplegando paisajes serranos a las orillas de Buitrago. Pero si en realidad lo que queremos es relajarnos con los paisajes que ofrece la sierra de Madrid, Lozoya propone un escenario inmejorable, con la naturaleza escondiendo la fortaleza del pueblo, bañada, a 2 kilómetros, con la mayor piscina natural de España, pistas deportivas, zonas infantiles y un jardín botánico en el Área Recreativa de Riosequillo.

Un solo ojo vigila el río con su arco de medio punto y aunque viste con cuatro siglos encima, el puente de Arrabal o Puente Viejo sigue comunicando el recinto amurallado con el antiguo Arrabal del Andarrío. Una vez conquistamos el río, nos queda recorrer una fortificación amurallada de estilo árabe con más de 800 metros que rodea el casco histórico y que protege con celo el precioso Alcázar y la iglesia de Santa María del Castillo. Allí, el casco histórico se rinde a nuestros pies, un pueblo del medievo con calles empedradas y con el sabor de los asadores recorriendo las calles y conquistando el estómago de locales y visitantes. Es aquí donde su historia nos anuncia un pueblo de la Reconquista, creando figuras fantasmales que en el año 1085 intentaban asaltar la muralla. Ahora se mantiene perfectamente entre el reflejo de su historia y su belleza arquitectónica medieval, incluso en sus casas, algunas con escudos nobiliarios en sus portadas.

Son posibles las visitas guiadas por el casco antiguo a través de actores vestidos de época que nos trasladarán al momento de máximo apogeo e importancia de la zona.

Planes en Buitrago del Lozoya

Ver todos