{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Cabezarrubias del Puerto

La leyenda de la repoblación de los rubios

Compartir

La mayor peculiaridad de Cabezarrubias del Puerto está en su nombre. Cuenta la leyenda que esta localidad ciudadrealeña le debe su topónimo a la repoblación tras la reconquista con población procedente de Francia y Alemania. Cuando los locales vieron a sus nuevos vecinos, que llegaron a la zona pensando que estaba situada frente al mar (de ahí lo del Puerto), exclamaron “¡Cuánta cabeza rubia!”, y así adoptó su nombre.

Más allá de la leyenda, en esta pequeña localidad tienen fama la iglesia de San Gabriel Arcángel, los castillejos de los cerros del Moro y del Castellar y el punto empedrado que se puede ver en el límite con Brazatortas a su paso por el río Tablillas.

Localización