Casas Altas

Tranquilidad e inspiración en un pueblo flanqueado por el Turia

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Las calles de este pequeño pueblo del Rincón de Ademuz parecen especialmente construidas para ofrecer al visitante tranquilos y meditativos paseos durante los cuales observar las casas tradicionales, muchas construidas en piedra. Además, en el núcleo urbano destacan la iglesia de la Santísima Trinidad, del siglo XVIII, y el lavadero rehabilitado. El camino que conduce al Calvario está flanqueado por los pilones de los Siete Dolores de María Santísima. Desde el paraje del Puntal del Sordo hay una excelente panorámica del valle del río Turia; pasear por su ribera es otro plan que inspira calma y sosiego. Algunas excursiones interesantes: el paraje natural Fuente Bellido, el de la Fuente del Inarejo, la Fresnera y el barranco de la Umbría Negra.

Contacto

Localización