Casinos

Dulces típicos en una localidad enraizada en el agua

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El patrimonio más destacable de Casinos tiene que ver, por supuesto, con el agua. Ella es la protagonista principal de las ramblas desperdigadas por el término municipal (como la de Castellarda o la de Artaj), de los barrancos (el de Cañizares es un ejemplo) y, sobre todo, de las decenas de aljibes que dan testimonio de la historia de Casinos, siempre relacionada con el líquido esencial. La gastronomía, sin embargo, no le va a la zaga: la localidad es famosa por sus peladillas y turrones artesanales, que saltan a la palestra el último fin de semana de noviembre en la Feria del Dulce Artesano, Peladillas y Turrones de Casinos. Arquitectónicamente, destacan la ermita de San Roque (siglo XIX), la Chimenea del Rajolar (perteneciente a una fábrica de principios del siglo XX) y la iglesia de Santa Bárbara. Para descansar en la naturaleza es recomendable la zona de esparcimiento de la montaña de Torreseca.

Contacto

Localización