{{title}}
{{buttonText}}
1 /

El Masroig

El Priorat, visto desde la Ermita de les Pinyeres

Compartir

Para tener una idea exacta del entorno y del pequeño pueblo tarraconense de El Masroig merece la pena subir hasta la colina donde se sitúa la Ermita de les Pinyeres, con una vista preciosa a Els Ports de Besseit, al Delta del Ebro y a la comarca del Priorat. La panorámica muestra que ésta ha sido desde siempre tierra de paso y que por ello ha sido habitada desde tiempos remotos. En sus aledaños se encuentra uno de los poblados más remotos de Cataluña, el llamado Puig Roig del Roget, activo desde el siglo IX al siglo VII a.C. Se trata de un yacimiento de 1200 metros cuadrados que conserva intacta su planta urbana.

En los alrededores pueden visitarse dos prestigiosas bodegas que elaboran vino de la Denominación de Origen Montsant. Asimismo, en la zona se realizan excursiones para conocer la tradición rural de construir muros y pequeñas edificaciones –aquí llamadas barracas– con la técnica de la piedra seca a través de senderos señalizados. La visita no estaría completa sin un paseo por el centro de El Masroig, donde destaca su iglesia neoclásica de Sant Bertomeu, con dos bellos campanarios.

Contacto

Localización