Encinacorba

Folclore y sabor medieval en el Campo de Cariñena

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Al pie de la Sierra de Algairén, en un entorno de viñedos en pleno Campo de Cariñena, se encuentra la localidad zaragozana de Encinacorba. Su origen medieval queda reflejado en los restos de la muralla, el arco de la Puerta de Santa Cruz y el castillo templario, sobre cuya torre se alza la actual iglesia mudéjar renacentista de Santa María (siglo XVI). En el interior del templo se conserva una imagen de alabastro de la Virgen del Mar (siglo XV), un lienzo de San Francisco de Asís, atribuido a Zurbarán en el siglo XVII, y varios retablos y tallas de distintas épocas.

Al pasear por el casco urbano descubriremos distintos edificios de tipo aragonés de estilo renacentista, casas-palacio construidas en ladrillo con el característico escudo de armas en la fachada. De esta misma época es la fuente de piedra situada junto a las murallas. En las afueras del pueblo, además de dos peirones, se levantan dos pequeñas ermitas. Sobresale la dedicada a Santa Quiteria, de estilo gótico tardío (siglo XVI). El entorno de Encinacorba es otro de sus grandes atractivos. Recorriendo sus senderos podemos llegar hasta dos miradores (el Balcón de Encinacorba y el Mirador de la Atalaya), donde se contempla una impresionante panorámica de la zona. En los últimos años, sus vecinos han recuperado parte de un baile de origen centenario, el dance tradicional.

Localización