{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Garcia

Paisajes sosegados con vistas al Ebro

Compartir

En la confluencia del río Ebro con el Siurana, cuando el primero se abre paso en las montañas por el Pas de l’Ase, se encuentra el pequeño pueblo tarraconense de Garcia, encaramado en un risco. Gracias a su ubicación geográfica privilegiada, Garcia fue uno de los primeros pueblos íberos en convertirse en villa romana. La localidad sería posteriormente ocupada por los sarracenos y conquistada por Ramon Berenguer IV. Hoy en sus calles impera una tranquilidad absoluta que se acentúa con el paisaje sosegado de su paseo fluvial que conduce hasta el embarcadero. Su emplazamiento ya hace prever buenas excursiones por los alrededores, en especial la que lleva hasta el Santuario de Santa Magdalena, construido bajo una inmensa roca y con un manantial de agua fresquísima.

Contacto