{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Ivars de Noguera

Vestigios medievales

Compartir

La ruta lleva el viajero hacia los primeros contrafuertes del Pirineo. Dejada atrás la inmensa llanura de Lleida, las colinas, desfiladeros y embalses proponen un nuevo paisaje. En esta nueva fase de descubrimiento, la pequeña población de Ivars de Noguera se presenta encaramada en lo alto de una colina en el margen izquierdo del río Noguera Ribagorçana.

Esta situación de privilegio da la pista de un pueblo de origen medieval, que en su día estuvo protegido por murallas. Esa magia se palpa aún en algunas calles empedradas y en las casas más antiguas, que presentan arcos señoriales originales de los siglos XVI y XVII.

La iglesia parroquial de Concepció de María y Sant Sebastià es de factura ecléctica, con elementos originales románicos y aportaciones posteriores góticas y barrocas.

Los vecinos se engalanan en la fiesta mayor de la Mare de Déu d'Agost. La población tiene nuevos atractivos en el pantano de Santa Anna, que ofrece actividades náuticas y tranquilas jornadas de pesca.

En la entrada del núcleo urbano, una gran roca inclinada llamada popularmente la Seroneta da la bienvenida a los visitantes.

Contacto

Localización