{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Vilella Alta

Tipismo a los pies de la Sierra del Montsant

Compartir

En un entorno de viña, de orografía áspera y peculiar, aparece este pueblo tarraconense de calles empinadas y casas señoriales con fachadas de piedra. La calle principal, el Carrer Major, junto con la calle Ereta y el Carrer Nou, forman un núcleo urbano cargado de tipismo en el que sobresale la Iglesia de Santa Llúcia, de estilo barroco y neoclásico, que guarda en su interior un valioso retablo renacentista. En el municipio también se pueden hacer muchas excursiones, sobre todo por la cercana Sierra de Montsant. Dos destinos ineludibles para una pequeña caminata son la Font Nova y la Font Àvia, que antiguamente abastecían de agua a La Vilella Alta y hoy son un lugar de recreo y paso del sendero de gran recorrido GR-7.