{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Lituénigo

Una curiosa tradición junto al Moncayo

Compartir

En las faldas del macizo del Moncayo se ubica la pequeña localidad de Lituénigo. De entre su patrimonio histórico sobresale la Iglesia de la Purificación (siglo XVI), levantada sobre un anterior templo románico, cuyo interior alberga un interesante retablo dedicado a San Miguel (siglo XVIII). También se conserva el antiguo portal de acceso con arco apuntado y dos torreones del viejo castillo medieval del siglo XIII. De ese mismo siglo es la Ermita de San Miguel, que hoy es la actual sede del Ayuntamiento.

Para conocer mejor la historia y costumbres del pueblo es muy recomendable visitar el Museo del Labrador. Varios senderos se adentran por el término municipal. En el paseo descubriremos distintos peirones y hermosos espacios naturales como la Fuente de los Acebillos, además de dos embalses, una carrasca monumental y los paisajes que se ocultan en esta zona del Moncayo. En el mes de julio la localidad se vuelca en la celebración de la Feria de Oficios Perdidos, en la que se recuerdan los trabajos que se realizaban años atrás en Lituénigo y en el que no faltan herreros, hilanderas, alfareros, colmeneros, aguadores, gaiteros…