Malagón

Historia y gastronomía en tierras teresianas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Los vestigios del pasado están presentes en Malagón en los yacimientos paleolíticos con pinturas rupestres o el sepulcro de mármol de Publio Cornelio de Alarcos, tanto como en sus productos estrellas: queso, vino y aceite de oliva virgen extra.

En la aldea pedánea del Cristo del Espíritu Santo se encuentra la necrópolis visigoda y el santuario, de los siglos XVI y XVII, con un retablo barroco, un lienzo del Ecce Homo atribuido a Luis de Morales El Divino y una estela funeraria romana del siglo I en su exterior.

El Molino del Carrillo también merece una parada porque conserva la maquinaria original de 1713 y está junto al puente romano del río Bañuelos, al igual que el museo del municipio con restos de los yacimientos.

En cuanto al entorno natural, las Navas de Malagón es un espacio formado por tres lagunas (la Grande, la de Enmedio y la Chica), declarado reserva natural, de origen volcánico con numerosas aves acuáticas.

Aunque si por algo destaca Malagón es por su convento de San José de las Carmelitas Descalzas, fundado por Santa Teresa de Jesús en 1568. Fue su tercera fundación y hoy es visitable al igual que el museo teresiano.

Contacto

Localización