Mequinenza

Mequinenza

Información turística: 974464136

Web información turística

En el extremo oriental de la provincia de Zaragoza, donde confluyen las aguas de tres ríos (Ebro, Segre y Cinca) se encuentra Mequinenza. El imponente castillo medieval (siglos XIV-XV) domina la localidad desde lo alto de un cerro. La fortaleza es uno de los mejores ejemplos de arte gótico en Aragón y recorrer sus estancias supone en cierto modo un viaje a través del tiempo. Justo a los pies del castillo se sitúa el Museo de la Mina: en esta galería de un kilómetro excavada en el subsuelo conoceremos todos los sistemas de explotación empleados en la minería del carbón en esta cuenca a lo largo de más de 170 años.

El municipio cuenta con otros dos interesantes recintos expositivos: el Museo de la Historia, donde nos acercamos a la historia de Mequinenza a través de la influencia que el agua ha tenido en el devenir de sus gentes y en el desarrollo de la población, y el Museo del Pasado Prehistórico, en el que se reproducen algunos de los yacimientos arqueológicos que han sido descubiertos en su término municipal. Entre ellos destacan los yacimientos de Les Castellets, Riols y Mina Vallfera.

La naturaleza es otro de los grandes tesoros de la localidad, que está ubicada a orillas de uno de los mayores embalses de España. Con 110 kilómetros de longitud, las aguas del conocido como Mar de Aragón, construido entre 1957 y 1964, son un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos. En ellas puede practicarse remo, piragüismo, motonáutica, esquí acuático, windsurf, vela… y pesca deportiva. Cada año miles de personas acuden hasta aquí para capturar especies como la carpa, el 'black-bass' y, sobre todo, el siluro.

A 2 kilómetros del casco urbano se encuentra otro enclave privilegiado, L’Aiguabarreig. En este humedal bañado por el Ebro, el Segre y el Cinca (la mayor unión fluvial de España) podemos observar numerosas especies de aves y otros animales, así como los bosques de ribera más extensos del noreste ibérico. El entorno de Mequinenza está atravesado por multitud de rutas (Ruta de los Museos, Ruta de la Presa, Camí de Sirga, Barranc del Metge, Ruta Literaria Jesús Moncada), ideales para la práctica del senderismo. La gastronomía local merece una mención especial, gracias a deliciosos platos como la olla barretjada, la paellada y la olla d’oli, y dulces como los aumetllats y las mostaxoles de almendras.
 

Las aguas del Pantano de Mequinenza y de Ribarroja ocultaron el Poble Vell (el pueblo viejo), en 1969. Este pueblo ya desaparecido y sus gentes (mineros, barqueros, laúdes, pescadores…) está recogido en las obras del escritor local Jesús Moncada.

Planes en Mequinenza

Ver todos