Prades

La 'vila roja', reina de las montañas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La llaman la 'Vila Roja' por el color de sus casas arcillosas y de la fachada de su bonita Iglesia de Santa Maria la Major, que conserva algún vestigio románico como la llamada 'puerta falsa', situada en un lateral del templo. La Plaza Major es el centro de Prades, un espacio precioso que además de la iglesia tiene otros tesoros como la fuente renacentista, también de piedra roja. La plaza, la iglesia, el castillo y las murallas son los principales elementos que han determinado desde la época medieval la configuración de la villa. Sus restos se pueden apreciar en un detenido paseo en el que también se observan las antiguas puertas de acceso y la casa más antigua del municipio, fechada en el siglo XIII.

Prades se ubica en las montañas que le dan su nombre, frontera entre las comarcas del Camp de Tarragona, Conca de Barberà y el Priorat. Situada en el oeste del macizo, ocupa una meseta que bordea los 950 metros de altura. Para conocer bien el territorio existe una ruta que circunvala el municipio y que descubre ermitas, antiguos pozos de hielo y construcciones rurales, a la vez que proporciona unas vistas excepcionales. Es imprescindible la visita a la Ermita de la Abellera, cuya construcción posiblemente data de 1570, aunque ha sido objeto de muchas reformas posteriores. El pequeño templo se asienta en una cueva que servía de cobijo, sobre un risco que alcanza los 1.020 metros de altitud. Pero si algo identifica a esta población son las sabrosas patatas autóctonas, base de muchos guisos locales y muy apreciadas por su dulce sabor y alto contenido en almidón. Se cultivan a más de 950 metros de altitud y tienen un ligero toque de castaña, otro de los afamados productos de la zona.

Contacto

Localización