{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Quintana del Puente

Un soplo de aire fresco

Compartir

El aire puro que se respira en esta población al este de la capital y en la frontera con Burgos es tal, que llegó a tener en 1942 un Sanatorio Antituberculoso. Situado en el Cerrato Palentino, un paseo por su casco viejo ofrece la imagen de un pueblo castellano lleno de encanto con casas bien construidas, sus pequeños huertos y jardines, todo impecable para recibir al visitante.

En la plaza de la iglesia se encuentra el templo de San Esteban con tres pilastras, capiteles y pórtico románicos de los siglos X y XII. En su interior cuenta con una pila bautismal de gallones de finales del siglo XVI, también un crucifijo renacentista y varios retablos neoclásicos. Llama la atención su torre campanario con una pequeña espadaña en dos alturas. También se pueden visitar el Monasterio de San Salvador del Moral (siglo XI) y el Puente de los Franceses donde disfrutar de la confluencia del río Arlanzón con el Arlanza, paraje ideal para el paseo y la relajación. 

En el entorno hay una bella zona de los viñedos de la ruta del Vino del DO Arlanza que pueden degustarse en los restaurantes de la zona acompañando a un buen lechazo churro asado, y a los embutidos y quesos de la zona.

 

Contacto