Rois

Entre hórreos, cruceiros y pazos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Dejémonos llevar por el cadencioso ritmo que marcan los múltiples riachuelos de Rois para conocer un término municipal delimitado por montes que acunan valles y densos pinares. Un paraíso natural a tan solo diez kilómetros de Padrón, 20 de Santiago de Compostela y 97 de A Coruña, provincia a la que pertenece. Dividido por 12 parroquias, a su vez compuestas por diversas pequeñas poblaciones, Rois merece ser contemplado lentamente, sin prisas.

Nuestro camino por el término municipal de Rois se verá salpicado de hórreos, entre los que destacan Casa do Porto, Campos de Xei, Souto, Liñares y Francelos, y cruceiros, hasta más de 130 podemos contar. Deténgase ante el Calvario, situado en Sorribas. Un camino de procesión, en las inmediaciones de la iglesia, nos conduce por 14 cruces y un cruceiro en granito de 1698. Entre hórreos y cruceiros podemos contemplar hermosos pazos del siglo XVIII como los de Faramello (en Ribasar) construido junto al río Rois sobre una antigua fábrica de papel y Antequeira (en Oín) con un bello jardín y una capilla en honor a San Juan. Las 12 parroquias que componen Rois cuentan con iglesias, casi todas barrocas, del siglo XVIII, excepto la románica de Leroño, muy recomendable de visitar. Si ha pensado que es hora de descansar, al amparo de la ribera del río, se estará perdiendo los yacimientos arqueológicos que circundan el Concello. Hasta tres merecen atención: el Castro de Lupario, en Ribasar, que pasa por ser uno de los más importantes yacimientos arqueológicos del área de Santiago; el Castro de Socastro, en Herbogo, a tan solo 150 metros del anterior, y Picadizo, a 500 metros, en Buxán, en muy buen estado de conservación.

Reportajes recomendados Ver todos

Contacto

Localización