{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Salvatierra de Esca

Pura esencia del Pirineo

Compartir

En el extremo norte de la provincia de zaragoza, envuelto entre los valles pirenaicos de Navarra y Huesca, se sitúa el municipio de Salvatierra de Esca. La naturaleza y los bosques de pinos, hayas y robles invaden este rincón, el más septentrional de Zaragoza. En su recoleto casco urbano de casas de típica arquitectura montañesa destaca la iglesia tardogótica de El Salvador, que conserva una cripta románica y un hermoso retablo barroco en su interior, así como uno de los órganos más antiguos del Pirineo (siglo XVII). Del siglo XVIII es también otro templo dedicado a la Virgen del Pilar. Asimismo, en la Sala de Exposición Antonio Fortún podemos contemplar buena parte de la obra de este pintor, originario de esta localidad.

Ya en las afueras del pueblo, a 1.294 metros de altitud, se alza la Ermita de la Virgen de la Peña, además de los restos del monasterio benedictino de Nuestra Señora de Fonfría (siglo IX) y un dolmen prehistórico. Dentro del mismo término municipal hallamos el minúsculo núcleo urbano de Lorbés, con una iglesia dedicada a San Miguel, erigida en el siglo XVI. Pero, sin duda, el entorno natural es el gran atractivo de Salvatierra. Son muchas las excursiones que podemos completar por el lugar, como las que nos adentran por las foces (desfiladeros) de Burgui y de Sigüés, y la espectacular Foz de Salvatierra, que discurre encajonada entre el río Esca.

Contacto