Segurilla

La atalaya que domina el Tajo y la sierra de Gredos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Situado muy cerca de Talavera de la Reina, en la zona suroriental de la comarca de la Sierra de San Vicente, este pequeño pueblo guarda un llamativo patrimonio para el visitante en sus calles reviradas y estrechas, propicias para el paseo sin prisas. En un recorrido al azar, el viajero irá encontrando aquí y allá lugares de interés. Se topará, por ejemplo, con la iglesia de San Juan Bautista (siglo XVI), un edificio de mampostería de una sola nave, y encontrará también las ermitas de la Soledad (el edificio más antiguo del pueblo, del s. XVI, con un sobrio y armónico porche de piedra a la entrada) y de Santa Ana (con una valiosa talla de San Roque del artista Gaspar de Cuéllar).

Caminando por las calles, irá viendo el viajero diferentes estaciones de un Via Crucis, cruces griegas de piedra de robusto perfil, así como tres fuentes de piedra del s. XIX que se llaman El Caño, El Cañillo y La Fuentecilla. Y si sus pies lo llevan hacia el sur de Segurilla, podrá ver la imponente atalaya, torre de 15 metros de altura desde donde se domina todo el valle del Tajo por el sur y los caminos del norte que viene de la Sierra de Gredos. Es de planta circular y de origen musulmán (s. X y XI), y está declarada Bien de Interés Cultural. Otro de los lugares de visita casi obligada es el área recreativa de Valhondilla, un merendero que ha servido para recuperar el antiguo lavadero, donde 35 pilas de granito se disponían alrededor de un pozo. Hoy la colocación es otra, pero el encanto resulta similar.

Contacto

Localización