{{title}}

{{title}}
{{buttonText}}

Vallclara

Una calle con encanto y mucho patrimonio

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Una sola calle que va desde el castillo a la iglesia forma el pequeño pueblo de Vallclara. La localidad está flanqueada por casas rústicas y nobles que en los últimos años han sido restauradas, con lo que el conjunto resulta muy armónico y bonito. El entorno no puede ser más bello, a los pies de las montañas de Prades, en pleno valle del río Milans. El pueblo cuenta con numerosas fuentes y un antiguo molino de aceite que ha sido restaurado recientemente.

Los orígenes medievales de Vallclara se observan en el puente románico del siglo XII y en los restos del castillo y de la muralla, de la que queda un tramo en pie en la calle del mismo nombre. La Iglesia de Sant Joan, con fachada barroca e interior neoclásico, es el elemento arquitectónico más destacable, junto con la Ermita de Sant Antoni de Padua, situada en la Plaça de l’Esglèsia. Por los alrededores se abren un puñado de rutas senderistas que transitan por los más bellos rincones del municipio, entre las que cabe destacar la que lleva hasta el Monasterio de Poblet en poco más de una hora.

Contacto

Localización