Vila-Rodona

Fósiles de mamut y un columbario romano junto a un imponente castillo

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La villa está dominada por los restos de un antiguo e imponente castillo, del que se tienen noticias en documentos del año 1210. La fortaleza conserva parte de sus muros y dos torres, la más antigua de planta cuadrada con las esquinas redondeadas. Desde el castillo se puede observar una magnífica vista del municipio y del valle del río Gaià y del Alto Campo. En el pueblo destaca la Iglesia de Santa María, un amplio edificio barroco de finales del siglo XVIII, y el Antic Convent dels Dolors, del que solo quedan en pie los muros de la Iglesia de Sant Llorenç.

Esta zona tarraconense es especialmente rica en hallazgos prehistóricos. En la Cova Gran se han encontrado restos fosilizados de mamuts, ciervos y caballos de la época de las glaciaciones (paleolítico inferior) de unos 250.000 años de antigüedad. También se encontraron restos romanos como un columbario, construcción funeraria del siglo II. Vila-Rodona posee una importante cooperativa agrícola que data de 1918 y que tiene su sede en uno de los muchos edificios que el arquitecto modernista César Martinell, discípulo de Gaudí, construyó en Tarragona. Finalmente, cabe destacar la Feria Agropecuaria, cuya celebración se remonta al año 1393 y que en el siglo XXI mantiene su carácter lúdico y cultural.

Contacto

Localización