{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villafeliche

Entre molinos de pólvora y talleres alfareros

Compartir

En el valle del Jiloca, al sur de la provincia de Zaragoza, se encuentra la localidad de Villafeliche. En su casco urbano, de trazado medieval con calles estrechas y callejones en pendiente, sobresale la Iglesia de San Miguel con su impresionante torre mudéjar (siglo XVII). La torre es uno de los mejores ejemplos de este estilo arquitectónico en Aragón. En lo alto del pueblo se alzan los restos del castillo medieval (siglo XII), desde donde podemos observar una espectacular panorámica de la zona. La fortaleza está ubicada en la zona de un Calvario único en Aragón, ya que en cada estación del viacrucis hay una ermita-panteón familiar, por lo que el lugar desprende una atmósfera muy especial.

En el término municipal hay diversos peirones devocionales y varias ermitas, como la de San Marcos y San Roque, ambas barrocas. Otro edificio interesante es el de la Casa Consistorial (siglo XVII). Durante el paseo por el pueblo veremos distintas esculturas dedicadas a la alfarería, una tradición muy arraigada en la historia de la localidad. También se conservan los restos de una mezquita árabe. Vale la pena recorrer el entorno de Villafeliche, en el que se suceden los árboles frutales junto al cauce del río Jiloca. El municipio forma parte del Camino del Cid, el itinerario turístico-cultural que recuerda el destierro del legendario caballero medieval desde Burgos hasta Valencia.

Contacto