{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villafranca de Ebro

Toda la grandeza del barroco aragonés

Compartir

A 23 kilómetros de Zaragoza, en la margen izquierda del río Ebro, se asienta la localidad de Villafranca de Ebro. La mayoría de su patrimonio monumental se encuentra junto a la Plaza de España. Es aquí donde se alza el Palacio del Marqués de Villafranca (siglos XVII-XVIII), un espectacular ejemplo del barroco aragonés cuya parte trasera ocupa una gran huerta y unos amplios jardines. Junto a este edificio se levanta la Iglesia de San Miguel Arcángel, también barroca. El interior del templo, que en su día fue la capilla del palacio, contiene un hermoso retablo mayor del siglo XVII con pinturas del artista Vicente Berdusán. En el casco urbano también veremos hermosas viviendas de arquitectura popular, bastantes de ellas construidas entre los siglos XV y XVII. En muchas de las huertas que jalonan su término municipal se cultiva una deliciosa cebolla con Denominación de Origen Fuentes de Ebro.

Contacto