{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villanueva de la Fuente

Un apacible oasis en la llanura manchega

Compartir

Regado por el río Villanueva y con tres manantiales (Pilar Grande, Pilarete y Pilar del Huerto) y la catarata de los Batanes, Villanueva de la Fuente es un apacible oasis en medio de la llanura manchega. En la localidad se percibe el pasado a través del yacimiento de Los Toriles o de los restos encontrados que hoy se pueden ver en el Museo Arqueológico, situado en la Casa de la Encomienda, o el Museo Etnológico del Agua y el Aceite.

El santuario de la Virgen de los Desamparados es otro de sus principales atractivos. Se trata de una ermita del siglo XV enclavada en un entorno natural único, cerca de la Torre de los Baños del Santo Cristo, una fortificación ubicada en la Sierra del Relumbrar.

Contacto